‘Las pasas de la Axarquía son exquisitas, artesanas y con una calidad excepcional, no podemos dejar que se pierdan’

27
Entrevista de Aroa Palma, vocal de Agricultura de la Mancomunidad Axarquía Costa del Sol sobre la producción de uvas pasas moscatel.
  • La vocal de Agricultura de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, Aroa Palma, ha aprovechado su participación en la Feria Internacional de Turismo de Valladolid (INTUR) para hablar sobre la campaña ‘comemos pasas de la Axarquía ‘ que la institución comarcal ha puesto en marcha junto al Ministerio de Consumo para promover fomentar el consumo de la uva pasa apoyar a la agricultura y a la industria agroalimentaria; dar a conocer los valores nutricionales, energéticos y terapéuticos de este producto; poner en valor el respeto a las tradiciones de su cultivo y dar visibilidad a la Asociación SIPAM

    La Mancomunidad Axarquía Costa del Sol junto al Ministerio de Consumo inició en este último cuatrimestre del año una campaña para promocionar las uvas pasas moscatel, ¿Con qué intención?

    Cuando diseñamos la campaña había dos objetivo muy claros: incrementar su consumo tanto en los hogares como en la restauración; y poner en valor este cultivo autóctono, milenario y reconocido mundialmente por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). A su vez, esta puesta en valor, no tiene otra finalidad que reconocer el trabajo que llevan haciendo generaciones los agricultores y agricultoras de la Axarquía para mantener la uva pasa moscatel de Alejandría. Y que además, ese reconocimiento lleve aparejada una rentabilidad económica para las personas que se dedican a su mantenimiento como cultivo autóctono malagueño

    • ¿Qué tienen las pasas de la Axarquía que la han convertido en un producto gourmet?
    • Son exquisitas y tienen una calidad excepcional. Además son recogidas de forma absolutamente manual, con la única ayuda de una mula y picadas y seleccionadas de forma artesanal. Las pasas forman parte de nuestra “vendimia heroica” en la que los agricultores y agricultoras cargados con cajas van de cepa en cepa por pendientes de un 70 por ciento de desnivel vendimiándolas. En cada una, hay pocas porque en la Axarquía tenemos mucha calidad pero poca cantidad, de ahí que le digamos “el caviar de la Axarquía”. No podemos dejar que se pierdan.
    • Y además, tiene unos excelentes propiedades nutricionales, energéticos y terapéuticos
    • El Consejo Regulador de la Denominación de Origen ‘Pasas de Málaga’ publicó el “Estudio Nutricional, Denominación de Origen y Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial” en el que se demostraban cualitativa y cuantitativamente todos los macro y micronutrientes encontrados en este alimento tradicional, sostenible y beneficioso para la salud y el bienestar.
    • ¿Qué supone para la Axarquía tener este superalimento?
    • Aproximadamente en la Axarquía puede haber alrededor de 3.000 hectáreas de uvas moscatel repartidas en 26 pueblos, aunque son 21 los que se han considerado territorio Sipam. Pero este número cada vez será menor si no se le dan unas condiciones dignas a los agricultores y agricultoras de la comarca. Son muy necesarias las ayudas a la producción, comercialización y promoción. Y lo son porque más de 2.000 familias se dedican a ello y porque forman parte de la vida de los pueblos, de su cultura, de su gastronomía, tradiciones, paisaje e incluso de cómo se ha mantenido su entramado urbano.
    • De ahí que haya sido reconocida como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam) por la FAO
    • Se trata de un reconocimiento que pone en valor un trabajo que ha sido silencioso durante muchísimos años y muchas generaciones de agricultores y agricultoras. Trabajo que hacemos por amor a nuestra tierra, a este cultivo ancestral que nos dejaron nuestros abuelos y por el que estamos  peleando para que no se pierda. Solo hizo falta que el profesor Mauro Agnoletti, miembro de la FAO, se asomara a las viñas del Monte Faco para que viera que no se trata solo de un cultivo sino que es una forma de vida que va ligada a él. No fue fácil mostrarles en un día las labores que se le hacen durante los 365 días del año a nuestras cepas pero con el trabajo duro que nuestros agricultores y agricultoras están acostumbrados a hacer se consiguió. En ello también tuvo mucho que ver la Asociación Moscatel.
    • ¿Y cree que hay relevo generacional?
    • En eso estamos trabajando asociaciones, instituciones, cooperativas, empresarios y empresarias, y la obtención del SIPAM de la uva pasa moscatel de la Axarquía debería ser un revulsivo para lograrlo. Quienes vivimos en algunos de los 21 pueblos que conforman el territorio Sipam sabemos que hay muchos jóvenes, que pese a las heroicas condiciones en las que se mueven les gustaría continuar trabajando la vid. Sin embargo, no se les dan alicientes, y eso que continuamente hablamos de la España vaciada. En la Axarquía tenemos un recurso privilegiado para mantener a la gente pegada al terreno pero las administraciones tienen que apostar por él. La uva pasa moscatel no es sólo un cultivo agrícola sino que puede trasformar los pueblos a través de iniciativas agroturísticas mediante la creación de rutas con visitas a viñedos, bodegas, paseros o lagares; comercios entorno a su productos y por supuesto, establecimientos de hostelería y restauración.
    • ¿Se atreve con alguna muestra culinaria?
    • Se pueden comer con aperitivo, o como alimento energético en una caminata. Y con muchísimos platos que van de los más tradicionales como las carnes con pasas y vino moscatel a otros más innovadores. Las encontramos en ensaladas, en el ajo blanco, con elaboraciones de hojaldres, cus cus e incluso con el bacalao. Los postres con pasas son infinitos.
    • La campaña ‘Comemos pasas de la Axarquía’ se está llevando a cabo en la provincia de Málaga, ¿tendrá continuidad?
    • Por un lado, estamos haciendo un recorrido por todas las televisiones de la provincia para que los vecinos y vecinas de la comarca sepan el excelente producto que tienen tan cerca. Nada tienen que ver con las pasas de Corinto con las que la gente muy equivocadamente las equipara. Nada que ver su frescura, sabor y dulzor. Pero además es que en el vídeo además de reflejar ese tremendo trabajo manual que justifica su precio, mostramos las posibilidades que tienen para hacer una visita a las viñas y sus pueblos , sobre todo en septiembre y agosto que es época de vendimia . Y por otro, estamos llevando tanto el spot, folletos promocionales y degustaciones por todas la ferias turísticas de España y europeas.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre