El PP pide a la alcaldesa que cese a la concejala de Seguridad por incompetencia

219
  • El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Sergio Díaz, ha pedido hoy a la alcaldesa, la socialista Encarnación Anaya, que cese a la concejala de Seguridad, la dirigente de Podemos Sonia Jiménez, “por incompetencia” a raíz de querer imponer a la Policía Local un horario que no ha sido consensuado ni con la plantilla ni con los sindicatos y que, peor aún, es perjudicial para el importante servicio que prestan.

     Advierte de que este verano “sólo ha habido una patrulla por turno, precisamente en la época en la que hay más población en Rincón”

    “Jiménez ha mostrado, en lo que va de legislatura, su incapacidad total para gestionar la Policía Local, y un municipio eminentemente turístico y en crecimiento como es Rincón de la Victoria no puede permitirse tal incompetencia”, ha subrayado Díaz, que espera que Anaya atienda a esta reivindicación, ya que “si quiere contar con el PP para dotar de estabilidad al municipio, que empiece por prescindir de aquellos miembros del equipo de gobierno que ya han demostrado que no valen para tal responsabilidad”.

     

  • En concreto, los problemas de Jiménez con la plantilla de la Policía Local se remontan al principio de la legislatura, cuando esta dirigente de Podemos promete un plus salarial a los patrulleros frente a los agentes que prestan el servicio en oficina, entendiendo que los primeros asumen más riesgos.

     

    Esta medida no pudo ser llevada a la práctica por la situación financiera del Ayuntamiento, de tal forma que Jiménez decidió compensar a estos trabajadores dándoles horas de descanso por cada turno que hicieran.

     

    “Estamos ante otra medida de cara a la galería por parte de este equipo de gobierno, que una vez más fue incapaz de prever las consecuencias”, ha lamentado el portavoz popular, que ha explicado que se producía tal acumulación de horas de descanso que, por ejemplo, en verano, “precisamente cuando más población hay en el municipio, en la mayoría de los turnos sólo había una patrulla, generando una situación de riesgo completamente innecesaria”.

     

    El problema se agranda cuando Jiménez decide afrontar esta carencia imponiendo unos nuevos horarios a la Policía Local, en esta ocasión “lejos del buenismo de la anterior medida y sin contar con el consenso de la plantilla y de los sindicatos”.

     «No sabe si estos hechos han ocurrido con el consentimiento de la alcaldesa o, una vez más, a sus espaldas, pero ya va siendo hora de que ponga un poco de orden en el equipo de gobierno, bastante diezmado precisamente por esa falta de autoridad”

    Este nuevo turno no tiene en cuenta las condiciones laborales, de edad o físicas de los distintos agentes. Igualmente, los nuevos horarios suponen la desaparición del Grupo de Investigación, que se encarga, entre otros aspectos, de labores de lucha contra la violencia de género; o de la Oficina de Denuncia, lo que provoca que los vecinos ya no puedan realizar denuncias en la Jefatura de Policía, quedando como única alternativa la Guardia Civil y rompiendo el convenio al efecto con el Ministerio del Interior.

     

    Díaz no sabe si estos hechos “han ocurrido con el consentimiento de la alcaldesa o, una vez más, a sus espaldas, pero ya va siendo hora de que ponga un poco de orden en el equipo de gobierno, bastante diezmado precisamente por esa falta de autoridad”.

     

    De esta forma, ha reiterado que la única opción razonable por parte de la alcaldesa, “cuya credibilidad como dirigente está bastante mermada por los últimos acontecimientos, es que cese a Jiménez como responsable de Seguridad”. “Es lo menos que puede hacer después de todos los problemas que está causando”, ha apuntado Díaz, que también ha solicitado a Anaya que asuma estas competencias e inicie “un proceso de diálogo en el que participen los mandos policiales, los grupos políticos y los sindicatos para que entre todos aportemos una solución”.  

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre