Luis Rubiales no dimite y justifica su beso a Jenni Hermoso «mutuo, eufórico y consentido»

313
Luis Rubiales presume de su gestión. Los objetivos económicos alcanzados, la posibilidad de albergar el Mundial de 2030 y los éxitos deportivos.
  • #ÚLTIMAHORA Luis Rubiales no dimite y justifica su beso a Jenni Hermoso «mutuo, eufórico y consentido». «Ha llegado el momento de decir algo. ¿Creen ustedes que es motivo para sufrir la cacería que estoy sufriendo? ¿Es tan grave para que yo me vaya? ¡No voy a dimitir!»

    Las falsas feministas, que destrozan a las personas, que no nos felicitaron por ser ‘campeones’ del mundo, porque también había hombres ahí. También son ‘campeones’. Porque es el plural para referirnos a todos. Sigamos utilizando ‘campeones’ para referirnos a nosotros.

    EXPLICACIÓN

  • «Quién vea el vídeo entenderá que ante 80.000 personas en el momento. Ante toda la gente que había allí, entre ellas mi familia. El deseo que podía tener en ese beso era el mismo que el que podía tener dándole un beso a una de mis hijas. Por lo tanto, no hay deseo y no hay posición de dominio, aunque se esté vendiendo en los medios. Tanto los que venden pleitesía a Tebas o al falso feminismo. Fue un  beso espontáneo, mutuo y eufórico. Y, sobre todo, consentido. Esta jugadora falló un penalti. Tengo una gran relación con todas las jugadoras, hemos sido una familia durante más de un mes. Tuvimos momentos cariñosísimos durante el mundial. Le dije: ‘No llores, tienes que estar orgullosa’. En el momento en el que apareció Jenni ella me levantó del suelo, me cogió de las caderas. Casi nos caemos y al levantarnos, nos abrazamos y yo le dije: «Olvídate del penalti, sin ti no habríamos ganado el Mundial». Me dijo que yo era un crack y le dije: «¿Un piquito?». Ella lo entendió y lo vio como una anécdota. Después empiezan a estas presiones, al silencio de la jugadora y a un comunicado que no puedo entender. Aquí se está ejecutando un asesinato social, se me está acusando de matar. Como españoles tenemos que hacer un análisis de hacia dónde vamos. Ser campeona del mundo es lo más grande que hay en el fútbol. Hemos luchado mucho por eso», asegura.

    Luis Rubiales presume de su gestión. Los objetivos económicos alcanzados, la posibilidad de albergar el Mundial de 2030 y los éxitos deportivos.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre