El alcalde de Rincón de la Victoria se reúne con Costas para dar una solución definitiva a los problemas del Litoral

444
Demarcación de Costas
  • El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), junto al concejal de Infraestructuras, Sergio Díaz (PP), se ha reunido con el subdirector de Protección de Costas, perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica, Ángel Muñoz, con la finalidad de solventar de forma definitiva los diversos problemas del litoral rinconero.  

    Salado, que ha manifestado “la buena sintonía mantenida con Costas durante el encuentro”,  ha dicho que “queremos sacar adelante un proyecto histórico para el municipio como es el futuro paseo marítimo de Torre de Benagalbón, esperando contar con la financiación por parte del Gobierno Central para su ejecución”.

    Fondos Europeos Next Generation

    “También hemos abierto otra posibilidad que es la de englobar esta actuación dentro de una estrategia en todo el litoral del municipio con el objetivo de obtener financiación a través de los Fondos Europeos Next Generation”, apunta el regidor.

  • Retroceso

    Por otro lado, durante el encuentro se ha puesto sobre la mesa la problemática que padece la costa de Rincón de la Victoria en cuanto al retroceso en la línea de costa que supone una disminución de la superficie de playa seca. “El Ayuntamiento entregó al Ministerio de Transición Ecológica y Costas un estudio de dinámica del litoral del municipio para que sea tenido en cuenta a la hora de redactar la Estrategia de Protección del Litoral para el municipio, que podría ver la luz en el mes de febrero”, indica el alcalde.

    “Se necesita una actuación conjunta y definitiva entre administraciones que prevenga los daños que los temporales provocan con especial incidencia en zonas de La Cala del Moral, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón. Esta problemática es de enorme relevancia debido al carácter turístico del municipio y la alta ocupación de las playas”, concluye Salado.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre