Detenidos el responsable de una clínica estética y a tres personas más por causar lesiones graves e irreversibles a varias pacientes

175
El material utilizado para los implantes no se correspondía con el detallado en el contrato firmado entre las partes y alguna de las afectadas ha quedado con lesiones importantes por una mala praxis.
  • Agentes de la Policía Nacional han detenido, en Málaga capital, a cuatro personas como presuntas responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, lesiones, estafa, usurpación de funciones, delito contra los derechos de los consumidores y falsedad documental. Entre las personas investigadas estaría la responsable de la clínica y tres trabajadores que habrían estado practicando tratamientos estéticos de forma imprudente, careciendo de cualificación específica y usando medios irregulares. Hay trece personas afectadas a las que habrían causado secuelas graves y, en algún caso, irreversibles por una mala praxis profesional. En alguna de las intervenciones no se habrían utilizado los implantes ofertados en el contrato establecido entre la clínica y la paciente. Hay dos personas identificadas pendientes de localizar que también estarían involucradas en los hechos. 

    Esta operación policial se inició el mes pasado, en virtud de una denuncia presentada por una mujer ante las secuelas físicas que padecía tras someterse a un tratamiento estético en una clínica de la capital.

    A partir de ese momento, el Grupo II de delincuencia económica de la Policía Nacional de Málaga se hizo cargo de la investigación, apoyado por la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Consejería de Sanidad y Consumo.

  • Durante las pesquisas los agentes han localizado a un total de trece personas afectadas. Todas ellas relataron que, tras un tratamiento estético en la citada clínica habían quedado con secuelas, algunas graves e irreversibles. También han podido comprobar que varios empleados de la clínica estaban llevando a cabo intervenciones de cirugía mayor sin tener titulación para realizarlas, llegando a falsificar la documentación de las intervenciones -en las que añadían los nombres de médicos colegiados autorizados para dicha praxis-. 

    Las indagaciones practicadas han permitido identificar y detener a la administradora de la clínica, a la directora y a dos médicos como presuntos responsables de de los delitos de pertenencia a grupo criminal, lesiones, estafa, usurpación de funciones, delito contra los derechos de los consumidores y falsedad documental.

    De esta operación, que continúa abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones, entiende en el Juzgado de Instrucción Número Diez de Málaga.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre