Semillas de marihuana cada vez más presentes en los hogares de Málaga

206
El cultivo casero de cannabis está a la orden del día
El cultivo casero de cannabis está a la orden del día.
  • El cultivo casero de cannabis está a la orden del día; desde hace años cualquier puede abastecerse de semillas feminizadas y hacer su propio cultivo casero completamente legal. Pero la cuarentena vivida en 2020 ha hecho que esta tendencia se acreciente.

    Y no es de extrañar, pues los Clubes sociales de cannabis (CSC) cerraron sus puertas y muchos decidieron que no querían apartarse de esta, su amada planta, por lo que su tratamiento médico o su hobby no se verían afectados aunque el mundo –casi– se estuviera acabando.

    Las semillas feminizadas son las preferidas

  • Escoger la semilla de marihuana correcta es lo más importante, por eso las semillas feminizadas son las preferidas. De ellas nace un cultivo de fácil cuidado y que casi asegura exclusivamente plantas hembras, lo que a su vez asegura el desarrollo de los tan anhelados cogollos. White Widow, Royal Haze, O.G. Kush y el resto de las cepas de marihuana más populares nacen de una planta hembra cuya semilla se puede conseguir fácilmente.

    Si por algún motivo no se consiguen semillas feminizadas, las segundas favoritas del público son las semillas autoflorecientes, las cuales también están disponibles de casi todas las cepas existentes.

    La diferencia entre ambas es que de las semillas autoflorecientes nacen plantas menos potentes que la marihuana de semillas feminizadas, pues las autoflorecientes son “forzadas” a crecer cogollos sin importar las condiciones de su desarrollo; y si el proceso no se lleva a cabo como manda la naturaleza, pues la concentración de los elementos como el THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol) se ve seriamente afectada.

    La luz, el clima y la floración

    Según cifras del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cerca del 15% de los españoles señalan que han consumido cannabis, y poco menos del 10% dicen haberlo hecho el último mes.

    Pero en esas cifras se esconde una realidad demográfica, y es que cada vez los fumadores son más jóvenes. De hecho, se estima que también son los más jóvenes que, a manera de pasatiempo o recreación, están cultivando en casa.

    Y la gran palabra con la que se deben familiarizar los jóvenes y cualquiera que se aventure a sembrar cannabis por primera vez es “fotoperiodo”. Un concepto que responde a la cantidad de luz ideal para que se dé el periodo de floración.

    Muchos cometen el error de exponer a las plantas a la luz roja demasiado pronto a la luz azul por demasiado tiempo, lo que es especialmente malo en un clima cálido como el de Málaga, que es reconocido como uno de los mejores de Europa justamente por esa cualidad.

    Pero los diferentes tipos de luz usada para cultivar emiten diferentes intensidades de calor, los mejor azul durante el crecimiento (una luz más tenue y económica) y rojo para la floración (costosa, pero potente para madurar rápidamente los cogollos), una luz que potenciará los cannabinoides en las semillas feminizadas.

    Sin embargo, hay casos de personas que han cultivado sus plantas con la exposición de luz solar solamente. No es lo más recomendado ni lo más profesional, pero ha dado resultados a más de uno que explota sus conocimientos sobre el fotoperiodo de 12 horas de exposición a la luz.

    Recientemente se llevó a cabo en Málaga una de las incautaciones más grandes de la historia: más de 18.000 plantas de cannabis.

    No hace falta decir que esto es más que ilegal pues no se hacía en el interior de una propiedad y excede por mucho el número máximo de posesión que establece la ley. Sin embargo, de esto se puede aprender una cosa, y es que en Málaga sí que están dadas las condiciones para cultivar semillas feminizadas.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here