Heredia cierra su mandato al frente del socialismo malagueño recordando que su esfuerzo se ha encaminado a que «Málaga cuente y se respete, y mucho, en España y en Andalucía, con lealtad y sin provincianismos»

697
  • 21102017 - Miguel Ángel Heredia en el Congreso Provincial del PSOE de Málaga_02En su defensa de la gestión de la comisión ejecutiva provincial durante el congreso provincial del PSOE de Málaga, el secretario general saliente, Miguel Ángel Heredia, ha resumido que su esfuerzo en este mandado se ha encaminado a que «Málaga cuente y se respete, y mucho, en España, con lealtad y sin provincianismos». 
     
    Heredia ha explicado que de la ejecutiva provincial han estado marcados por un intenso ciclo electoral, en una situación excepcional dentro y fuera del partido en todos los niveles. «Esta ejecutiva se ha enfrentado al ciclo electoral más intenso de la historia democrática, en pleno proceso de cambio interno, de renovación generacional y de liderazgos, y de la cultura organizativa del partido. Ahí queda», ha contextualizado.
     
    Para el dirigente socialista, cada ejecutiva debe ser analizada atendiendo a un contexto. «No valen las comparaciones históricas ya que el partido es fruto de un cúmulo de decisiones individuales o colectivas que agregan sus consecuencias», ha agregado. 
    Ha defendido que esta ejecutiva «contribuyó a la victoria en las elecciones andaluzas de 2015, en unas elecciones trascendentales para nuestro partido. Fue, por tanto, una victoria decisiva, que en nada debe ocultar las derrotas. He dicho contribuir: porque nuestro esfuerzo se une a un cúmulo de circunstancias políticas, no todas achacables al partido en este nivel, como tampoco lo podría ser en el nivel municipal».
     
    Heredia ha considerado cumplidos los objetivos: «ampliar nuestro poder institucional municipal, nos fijamos un partido más activo, más pegado al terreno, en diálogo con la ciudadanía y los colectivos, y nos propusimos renovar la organización para dar paso a nuevas personas y garantizar el futuro en muchos municipios»
     
    Heredia ha considerado cumplidos los objetivos: «ampliar nuestro poder institucional municipal, nos fijamos un partido más activo, más pegado al terreno, en diálogo con la ciudadanía y los colectivos, y nos propusimos renovar la organización para dar paso a nuevas personas y garantizar el futuro en muchos municipios». 
     
    «En un ciclo electoral adverso, con la irrupción de nuevos partidos en todo el país, conquistamos el poder en grandes ayuntamientos. Donde hoy estamos, Torremolinos, es un ejemplo de ello. Aprovecho para saludar al alcalde, Pepe Ortiz. ¿Somos conscientes de la importancia que tienen estas alcaldías recuperadas con el esfuerzo de todos?», se ha preguntado antes de apelar al valor político que representa que hoy el PSOE de Málaga celebre este congreso en un municipio gobernado por un compañero socialista tras un largo régimen del Partido Popular. «¿El valor de que el gobierno de Pepe Ortiz sea referencia en materia turística o cultural en la provincia? Y no citaré más ejemplos. Nuestro casi centenar de alcaldes y alcaldesas que gobiernan en solitario o mediante pactos, en un contexto político muy complicado para un partido como el PSOE, son el ejemplo de que esta ejecutiva, con ellos, con su militancia, se dejó la piel para que aquella noche de mayo de 2015 fuera una gran alegría y una esperanza de cambio en muchos pueblos y ciudades», ha dicho. 
     
    «Toda gestión tiene claroscuros, luces y sombras. Aquí hemos visto la luz al final de un periodo difícil, sobre todo para nuestros votantes, para las personas que son la razón de ser del PSOE. Esas personas que nos necesitan y necesitan un PSOE fuerte, orgulloso de lo que es, democrático y participativo pero no dividido o fracturado. En resumidas cuentas: a ellos han ido nuestras energías», ha resumido.
     
    El secretario general saliente ha recordado a esos compañeros alcaldes que siguen enfrentándose a las consecuencias del urbanismo, «que no merecen el suplicio que vivieron y viven». «Mi recuerdo para ellos. Y lo digo porque fue de los primeros asuntos que tuve que gestionar como secretario general. Comprobé que las decisiones teóricas acaban teniendo rostro, voz, carne y hueso», ha añadido
     
    El secretario general saliente ha recordado a esos compañeros alcaldes que siguen enfrentándose a las consecuencias del urbanismo, «que no merecen el suplicio que vivieron y viven». «Mi recuerdo para ellos. Y lo digo porque fue de los primeros asuntos que tuve que gestionar como secretario general. Comprobé que las decisiones teóricas acaban teniendo rostro, voz, carne y hueso», ha añadido.  
     
    «En suma, hemos mantenido al PSOE como referente progresista y de izquierdas de gobierno, hemos abierto un nuevo tiempo político en nuestros pueblos y ciudades, reforzado nuestro perfil municipalista en colaboración con los grupos, con el grupo de la Diputación al frente, al servicio de los pequeños y medianos municipios, hemos defendido en todas las instancias los intereses generales de Málaga, hemos levantado la bandera feminista como parte fundamental de la lucha socialista, todo ello con un partido en acción permamente y en red», ha explicado. 
     
    Heredia ha considerado que la representación política del socialismo malagueño en los órganos regionales y federales a lo largo de estos años, la interlocución fluida con las direcciones basada en una lealtad reivindicativa y la capacidad para resolver problemas en nuestra provincia «son muestras de que Málaga cuenta». 
     
    El secretario general saliente ha agradecido a Pepe Griñán y Susana Díaz la complicidad durante estos años. «Ambos entendieron que mucho del futuro de Andalucía pasa por Málaga, y que para vencer en Andalucía necesitamos un partido en Málaga fuerte, respaldado, escuchado, representado», ha recalcado.
     
    «Aprendí mucho, y sigo aprendiendo de Pepe Griñán. Mucho. Duele ver a tan insigne socialista, ejemplo del socialismo ilustrado, capaz, comprometido, serio, enfrentarse a lo que se enfrenta. Pido un aplauso para Pepe Griñán, que ha ayudado mucho estos años al socialismo malagueño», ha expresado. 
     
    «Con Susana comparto, entre otras muchas cuestiones, la proclamación sin fisuras del orgullo de ser socialista. De por qué uno no va a poder defender con orgullo todo cuanto hemos hecho y hacemos por Andalucía», ha manifestado.
     
    En Torremolinos donde nació la federación socialista de Andalucía, hoy el PSOE de Andalucía. Por ello, Heredia ha abordado uno de los desafíos de nuestra democracia: el independismo catalán. «Sé que la democracia española saldrá fortalecida, y la incertidumbre, la tensión, el dolor que causa la cuestión catalana nos llevará a la reforma de nuestro estado en los términos que el socialismo español ha venido defendiendo de manera coherente en los últimos años: profundizar en una reforma constitucional de carácter federal», ha argumentado.
     
    Ha recalcado el papel de Pedro Sánchez, «fundamental para que la unidad no implique un entreguismo a los postulados más radicales del PP». «De nuevo el PSOE, la izquierda de gobierno, actúa con sentido de estado, y pese a las indefiniciones o confusiones, el partido ha respondido como debe hacerlo: de parte de la Constitución, del Estado y del Gobierno. Dialogando, pactando, gestionando políticamente un grave problema político y de convivencia», ha añadido.  
     
    «El socialismo andaluz ha tenido clara su posición desde ese 1977. Ya entonces, como he dicho, nuestro concepto de la defensa del interés general de Andalucía era la defensa de la igualdad en España. No cabía un regionalismo para el privilegio sino para la igualdad. Sin patriotismos excluyentes, sino ambición universal por la igualdad», ha expresado para recalcar: «La mejor defensa de España es la defensa de la igualdad en la sociedad española. Como mejor se rinde honores a una bandera es luchando por la dignidad de quienes une en una misma comunidad política».
     
    Para Heredia, socialismo y nacionalismo son irreconciliables. «Y cuando comenzamos a perdernos en los términos de naciones y nacionalidades nos desviamos. Como cuando el GPS no referencia ni calles ni carreteras. Estamos en la nada».
     
    21102017 - Miguel Ángel Heredia en el Congreso Provincial del PSOE de Málaga_03Pidiendo el voto favorable a la gestión, ha pedido el apoyo a nuestra labor «a la vez que os pido disculpas por los errores. Ya dije que los errores son míos». 
     
    «Estos hombres y mujeres han hecho lo indecible para no fallar al partido en este tiempo tan difícil. Estar en la ejecutiva del PSOE de Málaga no es un sacrificio, es un privilegio, con pocos privilegios eso sí», ha agregado.
     
    Sobre el nuevo tiempo que se abre, para Heredia este congreso es un congreso de renovación política, de renovación de liderazgos, de delegaciones renovadas, de renovación de ideas. «Es un congreso de actualización del socialismo malagueño a una nueva etapa en la democracia española», ha expresado.
     
    «Hoy doy el relevo al compañero José Luis Ruiz Espejo. Si estos últimos cinco años han sido difíciles, los siguientes no lo serán menos. Necesita todo nuestro apoyo y generosidad», ha dicho. Del nuevo secretario general, José Luis Ruiz Espejo, ha destacado su «virtud de serenar. Esa virtud es muy necesaria en estos tiempos».
     
    «El socialismo malagueño está en buenas manos. Tu experiencia política e ideológica te avalan y te servirán para encontrar las respuestas a muchos de los envites que vendrán. Serenidad y experiencia para un tiempo nuevo que estoy seguro va a ser de éxito», ha recalcado.
     
    21102017 - Miguel Ángel Heredia en el Congreso Provincial del PSOE de Málaga_04«No puedo dejarte ningún manual. El cargo viene sin instrucciones, viene con muchas cargas», ha dicho Heredia para quien los dirigentes son depositarios del legado de una lucha. «De la lucha centenaria de nuestro Manuel Martín Rueda, de la agrupación Guadalmedina, el militante más longevo, y de la esperanza de la nueva militancia que ayer cruzó por primera vez el umbral de una casa del pueblo. Sí, somos guardianes de esta institución que es el PSOE de Málaga, Andalucía y España», ha manifestado.
     
    Heredia ha cerrado su intervención con un amplio agradecimiento «por la confianza, el apoyo incondicional y el condicionado, las críticas y aplausos. Prometo que me olvidaré de las rencillas, callaré mis decepciones, aprenderé de los errores y no dejaré de trabajar ni un solo día por el socialismo malagueño», ha expresado, recordando que continuará su labor de diputado por la provincia «pregunta a pregunta, comisión tras comisión y pleno tras pleno. Creo en el trabajo parlamentario para resolver problemas y fiscalizar al gobierno. No concibo el Congreso de otra manera. Estoy al servicio del país, de los malagueños y de mis compañeros de partido».
     
    Ha tenido un recuerdo para los ex secretarios general del PSOE: Ramón Germinal Bernal, Antonio García Duarte, Carlos Sanjuán, Rafael Ballesteros, Hilario López Luna, Juan Fraile, José Asenjo y Marisa Bustinduy. «La historia de nuestro partido en la provincia está jalonada de buenos y malos momentos, pero todos se cosen con el acero de la vocación de servicio público de quienes me precedieron, su compromiso, su ambición por una provincia mejor», ha afirmado.
     
    Su agradecimiento se ha hecho extensiva a la militancia malagueña, que se ha dejado la piel elección tras elección, que ha participado en este proceso de primarias, «a los miembros de esta ejecutiva y de la anterior por su apoyo y por darme libertad en las decisiones y respaldo cuando se lo he pedido». 
     
    Ha cerrado su discurso agradeciendo a Pepe Griñán y Susana Díaz por su apoyo en los malos momentos, por sentir su cariño y su compañerismo siempre que lo he necesitado, y con un recuerdo al equipo de trabajadores de la agrupación provincial y su familia
     
    «Gracias a nuestros representantes en los pueblos, que siempre respondieron amables a la llamada de este secretario general saliente y de su equipo para la organización de actos, reuniones sectoriales de campañas o iniciativas para dinamizar nuestras agrupaciones. Gracias a los secretarios y secretarias generales y a quienes pidieron el día libre esa mañana para atenderme, a los alcaldes y alcaldesas, portavoces, concejales y concejalas», ha agregado. 
     
    Ha cerrado su discurso agradeciendo a Pepe Griñán y Susana Díaz por su apoyo en los malos momentos, por sentir su cariño y su compañerismo siempre que lo he necesitado, y con un recuerdo al equipo de trabajadores de la agrupación provincial y su familia.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre