Cumplir

    45
  • Cada vez que tengo oportunidad de hacerlo me detengo a explicar, a quién me quiera prestar oídos, la notable diferencia existente entre el significado de “cumplir” y “cumplimiento”. La RAE no recoge dichos matices, por lo que me atrevo a señalar las peculiaridades que, en mi opinión, les identifican. En su cuarta acepción la Academia recoge cumplir como: “Dicho de una persona: Hacer aquello que debe o a lo que está obligado”; en la octava dice: “Satisfacer la obligación de cortesía que se tiene para con alguien”.

    Hasta aquí cumplir. El cumplimiento es otra cosa: “Cumplo y miento”, entendemos algunos. Se asiste a diversas celebraciones religiosas y civiles con el ánimo de ser vistos y conseguir superar el trámite. Para mí, eso es cumplimiento.

    En la Málaga profunda, en esos pueblos del interior llenos de tradiciones y contradicciones, de hombres y mujeres curtidos por años de campo y de jornales, de PER y de malos recuerdos, de difuntos en las cunetas y de enfrentamientos seculares, donde no se cree en casi nada, pero que aun se respetan las tradiciones se sigue manteniendo la costumbre de “cumplir”.

  • He asistido a un entierro en uno de esos lugares. Una ceremonia llena de simbolismo y de respeto, de lágrimas y de sentimientos. Varias horas de saludos y de abrazos. Un pueblo entero pasando por delante de un ataúd rodeado por una familia en señal de respeto y de cercanía. Nada que ver con esas ceremonias impersonales que terminan con la entrega de una urna conteniendo los restos del difunto.

    He vuelto a otros tiempos. Aquellos en que los nietos y los hijos del difunto transportaban a hombros el cadáver seguidos de los familiares y amigos. A vivir el sacramento del encuentro entre todo un pueblo, que ha abandonado el trabajo y se ha engalanado para la ocasión, alrededor del dolor y la soledad.

    Buena noticia la que nos presentan aquellos que conservan y transmiten las tradiciones populares. Los pueblos unidos en las penas y las alegrías. Las familias hechas una piña ante el dolor. Pienso que en esos momentos se pasa del cumplimiento al sentimiento.
     

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre