A la chita callando

27
- Publicidad -
  • Aunque ya formando algún ruido, a la chita callando, se están produciendo unos movimientos políticos en Vélez y en la comarca cada vez más claros y evidentes. Todo el que está en la ‘pomada’ política los ve. Bueno, todos no, los del PSOE ni se enteran, pues estos andan con el Xarquy, presentando libros, pensando en algunas bombillas de las Navidades y organizando fiestecitas del Deporte. El resto de los mortales está viendo cómo el PP va a por todas. A por todas es a por la Diputación Provincial y a por el Ayuntamiento de Vélez. En las pasadas elecciones municipales, la diferencia de votos en la comarca entre el PSOE y el PP fueron exactamente 3.000 votos. (23.000 sacó el PSOE y 20.000 el PP). El paso de los alcaldes de Benamocarra y Benamargosa al PP supone, de entrada, un recorte de 1.500 votos en estos 3.000. Abdeslam Lucena sacó 1.600 votos en Benamocarra y el PP 24. José Gallego, sacó casi 600 en Benamargosa y el PP 170. Si ustedes hacen las cuentas, y aceptando que ambos tendrán una pérdida de votos, no es descabellado pensar que, por lo menos, 1.500 sacarán entre los dos. Con lo que habrán ya recortado estos 1.500 votos. Para terminar la operación, queda Vélez. ¿Cómo? Bonilla y su gente saben que una de las grandes posibilidades de aumentar sus votos está en el GIPMTM y en los restos del PA. Ya han comenzado por el Grupo Independiente. El follón que formó Toré el pasado jueves no es, ni mucho menos, una cosa circunstancial o accidental. Toré ha ido a la yugular, o mejor dicho, a la cabeza y al alma. A la cabeza pidiendo precisamente eso, la cabeza de Rincón. Y al alma, afirmando que el GIPMTM no tiene razón de ser porque el cuento de la independencia ya se ha terminado. Queda lo del PA. Próximamente, Moralillo ‘el gran traidor’, entrará en faena y ustedes lo verán con nosotros. Nos han dicho que los socialistas están organizando una cabalgata de Reyes muy bonita.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre