Emvipsa tiene un Plan

31
- Publicidad -
  • Así comienzan las cuñas publicitarias que Salvador Marín ha mandado a las radios locales para animar a los ciudadanos a que expolien el patrimonio municipal y él pueda ayudarles a sus empresas amigas y a la Banca. Marín es un bravo legionario político, ya lo hemos dicho muchas veces. Su bravura es de admirar. No le teme a nada ni a nadie. Ni al futuro ni a que le pueda buscar la ruina al pequeño comercio de Torre del Mar. Él ha dicho que venderá las cocheras de Torre del Mar y así lo hará. Como ya ha dicho, y desde aquí lo animamos, que le pondrá un monumento a esa ilustre pensadora como es La Pasionaria y se la pondrá. Nosotros asistiremos felices a todos los movimientos de este bravo legionario. Millán-Astray, ‘el otro legionario’ y este de los de verdad, odiaba la inteligencia y amaba la muerte. Poca inteligencia demuestra nuestro amigo Marín pero lo que es realmente sorprendente es la actitud de doña Sara Sánchez, portavoz socialista, que sigue calladita y que en petit comité manifiesta que eso mismo, es decir, vender las cocheras, es lo que hace el PP en Málaga. Falso. Que se entere doña Sara. Pero lo más sorprendente es que toda una señora socialista tome a la derecha como modelo de gestión. Estamos en tiempos de crisis y nos parece que hay que ayudar a las empresas, hay que ayudar a Grupo Vera y a los comerciantes de Torre del Mar creemos que también (¿o no?). Muchas fórmulas existen para combinar todos los intereses. Por ejemplo, una y fácil: En lugar de vender las 174 plazas de aparcamientos se puede establecer un alquiler, por ejemplo, por 20 años, a un precio de 10.000 euros con todas las facilidades. Para eso está Caixa Galicia. Eso supondría 1.740.000 euros, una cifra más que importante para que Vera solucionara sus problemas, Emvipsa cobrara también su parte, el Ayuntamiento siguiera con la propiedad y el comercio de Torre del Mar no se quedara sin el único aparcamiento que puede existir en el Centro. Esto supondría para los que alquilen 500 euros al año, es decir 46 euros al mes ó 1.5 euros al día. Pero hay más. Con estos alquileres se sufragarían también una buena parte de los gastos de explotación del edificio. Todos harían el apaño y el Ayuntamiento, es decir, Torre del Mar, no perdería la propiedad ni el derecho de superficie. Y además volvería dentro de 20 años se podría repetir la operación si fuera necesaria. Como esta fórmula, seguro que hay más. A ver si Rincón llega de Sudáfrica.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre