Que llame Obama

- Publicidad -
  • Según nos cuentan políticos razonables (que los hay) y algún que otro conocedor del tema, la única solución que hay para que se aprueben los presupuestos municipales de 2010 en el Ayuntamiento veleño es que Obama haga alguna llamada como hizo con Zapatero.
    Fermín Domínguez está más liado que la pata de un romano y, aunque ustedes oirán a nuestros políticos hablar de que están estudiando las inversiones, eso es un ‘puro camelo’ con el que pretenden echar una cortina de humo sobre la realidad que impiden que los presupuestos municipales salgan hacia adelante. La realidad es bien sencilla. A doña Carmela se le ha metido en su maravilloso y cibernauta coño ampliar la plantilla de los servicios sociales con un 50 por ciento más de los trabajadores.
    Algunos concejales socialistas le están diciendo que en ningún sitio está escrito que el Ayuntamiento de Vélez tenga que absorber los 4.5 millones de parados que hay en España pero ella se mira en el espejo de Marín y su Emvipsa y quiere más y más. Pero lo mejor es que otra parte de concejales del PSOE que seguramente saben que no van a repetir más en la lista han planteado ni más ni menos que crear unas plazas en los presupuestos para meter en el Ayuntamiento a sus cargos de confianza. Ilustres nombres, ex concejales y altos funcionarios serían los agraciados.
    En resumen: Para el tiempo que me queda de estar en el convento me meo dentro. Menos mal que Antonio Beltrán está apoyando a Fermín Domínguez y entre ambos están intentando arreglar este desaguisado. Hay tres soluciones. O llama Obama, o se convoca el Pleno (que es lo que tienen que hacer) y que allí doña Carmela y compañía defiendan ante la opinión pública lo indefendible y si son capaces que voten en contra, y la tercera que el coherente, europeísta y bello Alcón convoque la Asamblea para ver si Toré va a entrar o no en el Gobierno y aproveche para tratar estos asuntos.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.