¡A mi, la Legión!

  • Salvador Marín es un auténtico legionario político. El mundo entero tiembla ante la gravísima crisis económica que estamos pasando, los Gobiernos ajustan presupuestos, congelan los sueldos de los funcionarios, se inventan mil y una fórmulas para reducir el déficit y él hace unos días manifestaba, sin ningún rubor, su orgullo y felicidad por el déficit que acumulan sus Delegaciones.¡A mi la Legión! Pero es más, decía que no se entrampaba más porque no lo dejaban.

    El ayuntamiento veleño tiene que mandarle 350.000 euros al mes para pagar las nóminas del chiringuito que tiene en Emvipsa. ¡Si Salomé cuando era delegada de la empresa hubiera hecho esto! Hace tan sólo una semana llenaba el barrio de La Villa donde más paro hay de titiriteros, de bailarinas de danza orientales, de vendedores de jamón y queso, de lanzadores de flechas con arcos y de perros flautas y se gastaba un pastón del que nunca sabremos su cuantía.

    ¡A mi la Legión! Por si fuera poco, ayer nos enterábamos que ha repartido en horas extraordinarias entre 5 empleados municipales la friolera de casi 45.000 euros. ¡A mi la Legión! Ya hemos dicho que cuando se está en el poder se pierde el norte sobre todo si se tiene un buen sueldazo. La calle no sale de su asombro y nadie pone pie en esto. No tenemos nada en contra de los trabajadores, es más, si han trabajado que cobren, pero nos parece que con la cantidad de gente parada y Estudios Técnicos que lo están pasando fatal se podían haber dado algún alivio pero lo fácil es repartir esos millones. Nos dicen que el europeísta, coherente y bello Halcón tiene ya casi preparada la Asamblea para ver si Toré va a entrar en el Gobierno o no.

  • - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.