El Vélez-Málaga que no ve Bonilla

71
  • Ya han terminado las elecciones municipales y seguimos hablando de pactos políticos para hacer gobernable el Ayuntamiento de Vélez-Málaga. Y mientras tanto la vida continúa para los vecinos y vecinas.

    Durante la campaña electoral raro era el día que no veíamos una nueva calle asfaltada, unas losetas donde no las había, unas farolas donde reinaba la más absoluta oscuridad o unos magníficos letreros de acero cor-ten para darnos la bienvenida tanto a Vélez como a Torre del Mar. Pero esos quince días de desenfreno ya han finalizado y los ciudadanos siguen teniendo los mismos problemas que en años anteriores, y para los que parece no haber solución desde el sillón de la alcaldía de Bonilla.

    Y es que hace unos días leía en la edición digital de este periódico, Diario de la Axarquía, que tanto usuarios, como opositores y profesores de varios centros educativos comenzaban la recogida de firmas para que el Ayuntamiento amplíe los horarios de las bibliotecas en esta época de exámenes que se avecina.

  • Es decir nuestro consistorio, con el PP a la cabeza, ha tenido dinero para deslumbrarnos con obras varias durante estos quince días previos al 24 de mayo, pero no hay dinero para ofrecer un servicio adecuado en las bibliotecas municipales a los y las estudiantes del municipio que así lo están demandado para poder estudiar en unas instalaciones destinadas a ese fin. Yo creo que no se pide tanto.

    Los estudiantes ya tienen bastante con soportar, junto a sus familias, los recortes en becas provocados por el gobierno de Rajoy, la subida de los créditos universitarios que impuso el Partido Popular, el incremento del IVA al 21% del material escolar o la eliminación de la gratuidad del transporte universitario ordenado por Delgado Bonilla, como para ahora tener que pedir firmas también solicitando la ampliación de horarios en sus bibliotecas.

    Ese es el Vélez-Málaga que tan de moda dice que está el señor alcalde. Pues vaya moda la de dejar los problemas reales a un lado mientras se preocupa por poner bonito nuestro municipio en apenas quince días de campaña electoral. Ese es, señor Bonilla, el Vélez-Málaga que usted no quiere ver, junto con otros muchos problemas que tiene la sociedad en nuestra ciudad.

     

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre