Paco Bonilla, el fundador

28
- Publicidad -
  • Como si de un emperador se tratase, Delgado Bonilla quiere darnos la impresión de que él ha dejado hechas en nuestro municipio cosas más grandes que el resto de sus predecesores. Y es que en el último pleno -como en casi todas sus intervenciones- no hace más que decir que durante estos cuatro años se ha hecho más gestión en Vélez-Málaga que en toda la historia.
    Tanto es así, que ha llegado, incluso, a cambiarle el nombre a su imperio, es decir a nuestro municipio, que ha pasado de llamarse Vélez-Málaga, con guión, a Vélez Málaga a secas. Yo invito a cualquiera de ustedes a que pongan en su buscador de internet el nombre de nuestro pueblo y verán cómo en la famosa enciclopedia virtual, “Wikipedia”, como en otras tantas, aparece con guión y en la página web del Ayuntamiento ese signo desaparece por completo, como en otros muchos lugares del consistorio. Alcalde nuevo, nueva denominación al reino.

    Y digo yo que algo tendrá que ver mi partido en los cambios que ha vivido nuestro municipio

    Y es que hay que ser muy atrevido para decir que en cuatro años todo ha cambiado, y que se ha hecho más que nunca. Casi cuarenta años llevamos ya de Ayuntamientos democráticos en España, treinta y seis para ser exactos; de los cuales, muchos de ellos gobernados por el PSOE en el caso de Vélez-Málaga, y digo yo que algo tendrá que ver mi partido en los cambios que ha vivido nuestro municipio. Creo yo. Y con esto no trato de colgar medallas aquí o allí, sino reconocer lo que se ha hecho y quién lo ha hecho, porque la cuestión es que tenemos el municipio que hemos ido haciendo entre todos y todas.
    No me sirve esa manida frase de “Normal que haya cambiado, después de treinta años, tiempo han tenido” porque se podrían haber hecho otras muchas cosas y creo que se han tenido prioridades a la hora de gestionar durante los gobiernos socialistas. Por esa misma razón no me sirve que Delgado Bonilla nos tome el pelo y suelte su frase favorita de que todo va mejor.
    Por eso creo que un buen gobernante debe de dejar a un lado su proyección personal o dejar su impronta en el imperio, y centrarse en los verdaderos problemas y preferencias de una sociedad que pide a gritos soluciones a las complicadas situaciones económicas que atraviesa.  Y vivir de espaldas a una realidad, vendiendo una recuperación económica que no llega a los barrios y pueblos de tu municipio, me hace pensar que Bonilla solo ha venido a cambiar el nombre a un imperio, a su imperio, y que verá llegar su ocaso en menos de un mes.

    Carlos Barranquero, Secretario general de JSA Vélez.

  • - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre