Entre listas y “tontas”

  • Por fin se han desvelado los grandes secretos de todos y cada uno de los partidos políticos que van a concurrir a las elecciones del 24 de mayo, sus listas. Por fin alguno que otro podrá dormir bien cuando ha visto que mantuve mi palabra de no ir en ninguna candidatura, bueno, podrán descansar y comerse todas esas lindeces que han soltado por sus bocas. Habrán visto que puedo pecar de muchas cosas, pero no de mentir.

    Todos los partidos han mostrado la mejor cara, la mejor sonrisa de sus candidatos y candidatas, porque sólo una mujer se ha atrevido a meterse en ese «embolao»

    Todos los partidos han mostrado la mejor cara, la mejor sonrisa de sus candidatos y candidatas, porque sólo una mujer se ha atrevido a meterse en ese «embolsó». Unos han realizado fichajes estrellas, y otros estrellados. Algunos llevan a viejas glorias y otros a nuevas. Unos relevan a puestos traseros a personas que siempre han trabajado por el Partido y otros adelantan a jóvenes dirigentes de ciertas juventudes que juegan a ser «pura sangre» y critican, insultan, descalifican y sueltan lindeces a otros para demostrar que son «los que más», pero realmente son, como decía un amigo mío, los conversos.

     

  • “Por fin alguno que otro podrá dormir bien cuando haya visto que
    mantuve mi
    palabra de no ir en ninguna candidatura, bueno,
    podrán descansar y tragarse  todas
    esas lindeces que han soltado por sus bocas.
    Habrán visto que puedo pecar de
    muchas cosas,
    pero no de mentir”

    Los conversos eran los judíos de la época de Isabel la Católica que se convertían al cristianismo y tenían que demostrar que eran más cristianos y católicos que nadie. Pues bien, de esos hay más de uno por ahí que se han hecho un hueco en alguna lista, aunque la política la tome como un «hobby», como el que va a pasar el tiempo libre bailando o corriendo, con esa seriedad.
    Las listas se hacen con ilusión, poniendo a los que creen que pueden ser los mejores para gobernar, para cambiar las políticas de tu pueblo, para ayudar a la gente de tu pueblo.
    Quizás yo haya sido «tonta» por no querer ir en ninguna lista en estas elecciones, pero dije que no lo iba  hacer. Posiblemente tenga más palabra que alguno que se presenta por ahí en una lista que intentó tratarme como una tonta. Posiblemente sea la dignidad la que me ha salvado de ser tonta y tomar la decisión de no ir en candidatura alguna ha hecho que tenga más palabra que alguno que se presenta por ahí.
    Pronto serán las elecciones, elige bien la lista.
    (Que no te tomen por tonta…)

    Eva Fernández

    -Concejala Ayuntamiento de Vélez-Málaga-

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.