La sexualidad durante el embarazo y el puerperio

  • La sexualidad está presente a lo largo de toda la vida; pero durante el embarazo y el puerperio (después del parto), adquiere una expresión propia.
    Es importante estar atentos y conocer los cambios que ocurrirán en la esfera sexual porque éstos afectarán a la relación de pareja. Muchas parejas tienen problemas sexuales después del parto; por esto, hay que identificar y tratar el problema a tiempo para que no se cronifique.
    La pareja debe conocer cuáles son los cambios físicos y psicológicos que se avecinan, para poder entender qué está ocurriendo, y saber hacer frente a esos cambios y gestionar las emociones que vayan surgiendo, para que la relación de pareja no se vea perjudicada.

     

    Los nuevos papás no deben perder de vista que también siguen siendo pareja

    También son frecuentes los miedos y los mitos durante el embarazo; el principal miedo que refieren las embarazadas es temor a dañar al bebé durante las relaciones sexuales, y miedo a generar un nacimiento prematuro. Es el ginecólogo quien debe valorar cada caso para saber si existe algún tipo de riesgo; pero en general, a no ser que haya una contraindicación expresa del médico, las mujeres embarazadas y sus parejas deben saber que en un embarazo normal y sano, se pueden tener relaciones sexuales durante toda la gestación, ya que durante el embarazo, el bebé está protegido por el tapón mucoso que se encarga de sellar completamente el cuello del útero, protegiendo así al bebé contra infecciones y del contacto con el exterior.
    Después de que nazca el bebé muchas mujeres evitan o temen el coito por miedo al dolor o miedo a un nuevo embarazo; es importante tener una visión del sexo más amplia, sabiendo que el sexo no es sólo penetración. El embarazo es un buen momento para ser creativos y considerar otras actividades eróticas. En nuestra intervención con parejas que quieren mejorar su vida sexual recomendamos técnicas que sirven para aumentar su conciencia corporal y para disfrutar más de la intimidad con su pareja; por ejemplo, los masajes sensitivos, diferentes tipos de caricias, hacer uso de fantasías sexuales, y buscar siempre la manera de romper con la monotonía y la falta de imaginación.
    Los nuevos papás no deben perder de vista que también siguen siendo pareja.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.