Tambores electorales

  • ¡Cuando los únicos tambores que se escuchaban en Vélez-Málaga eran los de las elecciones municipales, de repente han irrumpido en la escena política unos redobles desacompasados desde el Palacio de San Telmo en Sevilla.

    “Se empeña en
    presentar un proyecto detrás de otro, en
    querer inaugurar una calle detrás de otra, y en vender humo por doquier, pero lo que nunca llega son los puestos de trabajo que tanto y tan bien sabía crear el Partido
    Popular”

    Y es que ahora que todos los partidos en el municipio se afanan en buscar candidatos e integrantes de las listas electorales, Susana Díaz asegura que falta más estabilidad en el pacto de gobierno en Andalucía, dejando la sombra de un posible adelanto electoral en nuestra comunidad.
    Unas encuestas que alumbran un buen resultado al PSOE, un PP con un candidato que no termina de cuajar ni de encajar en Andalucía, un PODEMOS nadando en la Semana Santa y una Izquierda Unida preocupada por sus posibles resultados parece el escenario propicio para una nueva convocatoria electoral.

    Mientras tanto, y centrándonos más en lo que ocurre en la Plaza de las Carmelitas y alrededores, al señor Delgado Bonilla se le va acabando el tiempo para cumplir todas esas promesas electorales que tanto nos ha vendido durante estos cuatro años. Se empeña en presentar un proyecto detrás de otro, en querer inaugurar una calle detrás de otra, y en vender humo por doquier, pero lo que nunca llega son los puestos de trabajo que tanto y tan bien sabía crear el Partido Popular.

  • “Y ahora que se
     escuchan cada vez más cerca esos
    tambores
    electorales, desde este espacio que me ofrece Diario de la Axarquía quiero decir que cuando se prometa algo en política ese algo debe ser realizable, y no un simple discurso fácil como el que ofreció Bonilla o pueden ofrecer otros u otras”

    Si tuviésemos que comer alimentados de ladrillos, videos promocionales, fotos, planos o humo tendríamos sobrepeso con Bonilla, pero no es así. No solo de promesas come el pueblo, señor alcalde. Los vecinos y vecinas quieren realidades, y las quiere en forma de empleo digno.No voy a entrar en valorar -aunque evidentemente tengo mi opinión como todos- el resultado de obras como las de El Cerro, el mercado de minoristas, la nueva piscina cubierta o la Calle del Mar. Obras todas más o menos necesarias, según cada uno, pero lo que está claro es que con eso solo no se cumple con la ciudadanía.
    Y ahora que se escuchan cada vez más cerca esos tambores electorales, desde este espacio que me ofrece Diario de la Axarquía quiero decir que cuando se prometa algo en política ese algo debe ser realizable, y no un simple discurso fácil como el que ofreció Bonilla o pueden ofrecer otros u otras.

     

    Carlos Barranquero
    -Secretario general de JSA Vélez-Málaga-
    Ayuntamiento Vélez-Málaga

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.