El PP lanza un nuevo ataque a la cultura, ahora su objetivo las bibliotecas

- Publicidad -
  • El gobierno de Rajoy lanza un nuevo ataque a la cultura, en esta ocasión a las bibliotecas públicas de municipios de más 5.000 habitantes imponiendo el pago por el préstamo de libros.

     

    Esta tasa será de obligado abono por parte de los Ayuntamientos en función del número de usuarios y libros prestados y será gestionada por las empresas privadas gestoras de los derechos de autor.

  •  

    El ataque a las bibliotecas se enmarca en un contexto de hostigamiento al mundo de la cultural por parte del Gobierno de España, con hitos como la subida hasta el 21% del IVA cultural, lo que ha mermado industrias culturales clave como el cine

     

    La medida es un ataque a los servicios públicos y a la socialización de la cultura y se enmarca dentro del desmantelamiento progresivo de la red pública de bibliotecas y, además de una injusticia, mermará el desarrollo de las bibliotecas, que al tener que desembolsar por los libros prestados perderán fondos para renovar su colección o mejorar sus servicios.

     

    También se abre la puerta, tras la aprobación de un primer canon, a que el usuario tenga que acabar pagando por los préstamos en un futuro, si no se destierran estas políticas de privatización de las bibliotecas, una auténtica mercantilización de un servicio público esencial que realiza una labor social, cultural y educativa de la que no podemos prescindir.

     

    El ataque a las bibliotecas se enmarca en un contexto de hostigamiento al mundo de la cultural por parte del Gobierno de España, con hitos como la subida hasta el 21% del IVA cultural, lo que ha mermado industrias culturales clave como el cine.

     

    En el marco legislativo hay que sumar los efectos de la vigente Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales, que en los pequeños y medianos municipios estipula que las bibliotecas son una competencia impropia y que puede obligar a los Ayuntamientos a echar el cierre a estos servicios. Lo que supondría la pérdida de unos recursos esenciales tanto cultural como socialmente, ya que las bibliotecas públicas realizan una contribución esencial para el acceso universal a la cultura.

     

    La cultura es una industria con gran valor añadido, si queremos sociedades críticas con amplios conocimientos, con una ciudadanía que acceda a los libros, obras de teatro, cine es necesario políticas que favorezcan la accesibilidad de todos a estos soportes culturales, si a los ayuntamientos que se encuentran con falta financiación le ponemos un coste mayor será más difícil para los consistorios ofrecer un servicio de calidad.

     

    En otros tiempos los libros estaban prohibidos en nuestro país, censurados por la dictadura, y ahora en tiempos modernos cada día el gobierno del Partido Popular pone más trabas para el acceso de la ciudadanía a los libros. Y me pregunto ¿Cuál es el motivo de la alergia de la derecha a la cultura. ¿Será porque hace ciudadanos libres y críticos?

    Pedro Fernández Ibar

    Concejal de IU en Rincón de la Victoria

    Diputado Provincial de Málaga

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.