La imagen del terror

  • Brutal. Brutal y condenable. Las imágenes de la decapitación del cooperante británico David Haines, a manos de Estado Islámico (ISIS) dejan perplejo por su frialdad y espanto. Davis es la tercera persona occidental ejecutada para castigar la intromisión de occidente en la expansión del Califato. Una realidad que suena a ficción, pero que es auténtica como la vida misma. ISIS amenaza con ejecutar a un cuarto occidental que está en su poder desde hace semanas.

     

    La propuesta de Obama para combatir el avance de Estado Islámico, encabezando una coalición internacional formada por el momento por unos 20 países, entre árabes y occidentales, de los que oficialmente no participa España, ha acelerado la respuesta de ISIS en dos frentes a tener en cuenta: 1) Las ejecuciones más periódicas y frecuentes de sus prisioneros (sean periodistas, cooperantes o lo que fueren) y 2) La realización de algún atentado de envergadura en alguno de los países que conforman la coalición que deje entrever su poderío de acción en su seno.

  •  

    Las agencias de inteligencia no están volviendo a engañar cuando han trasladado a los medios que Estado Islámico estaría compuesto por 31.500 combatientes, cuando desde distintas fuentes anteriores a estas cifras ya sabíamos que no son menos de 80.000. De ellos, reconocidos por la monarquía alauí, 2.000 marroquíes, miles de iraquíes, afganos, sirios, jordanos, libaneses, y hasta 60 españoles. ISIS cuenta con células durmientes en todos los países occidentales, incluido Estados Unidos y España, listas para actuar en el momento que se les ordene.

     

    España ha querido reducir las quejas sobre su no integración en la coalición, con la “donación” de 25.000 CETME, bayonetas y su munición correspondiente, para entregar a los kurdos que combaten al Estado Islámico en el norte de Irak. Eso sí, se apresura a justificar el Ministro Margallo, “se trata de 25.000 CETME que teníamos en cajas sin usar desde hace diez años” y para tenerlos ahí mejor les damos un uso. Vergonzoso.

     

    Quisiera recordar algunas de las claves para entender el funcionamiento y estrategia de Estado Islámico. Están avanzando en territorio, tanto en Irak como en Siria, conquistando núcleos urbanos e instalando, mediante un destacamento al efecto, el Califato. Es decir, consiguen sumar por la fuerza a miles de adeptos que se incorporan en su mayoría a sus filas de la guerra santa al tiempo que gestionan bajo la ley del Corán los territorios ocupados.

     

    La extensión del Califato que quieren instaurar llega hasta Austria y, obviamente, España para ellos significa la recuperación de lo que les fue usurpado por los Reyes Católicos, su Califato Omeya robado y del que no están dispuestos a renunciar.

     

    El miedo y el terror, serán los instrumentos para sembrar el pánico en occidente. Las decapitaciones hasta la fecha, más las que vengan a continuación, serán su formato prioritario para mostrar su poder, pero como reacción a la colación de Obama nadie discute ya que se prepara un fuerte atentado en occidente. Solo falta saber cuándo, dónde y de qué envergadura será.

     

    No desearía que algún illuminatti espabilado, sapientísimo de la realidad islámica, adujera que estoy exagerando o que intentamos asustar a nuestra gente. Basta con analizar los medios árabes y algunos informes abiertos de las seguridades de occidente para saber que el peligro no solo es inminente y real, sino además incontrolado.

     

    La forma de luchar contra ISIS es de larga duración. No hay frente de combate, por lo que habrá que actuar desde el aire bombardeando posibles objetivos y movimiento de tropas. Pero el movimiento es tan rápido y cuenta con escudos humanos de tal volumen, que hará muy difícil una victoria cortoplacista. Llevará muchos años aniquilar este ejército y se sufrirá en demasía si comienzan a actuar sus células dormidas.

     

    Así que dispongámonos a continuar viendo las imágenes del terror que utilizarán para acrecentar nuestro miedo y vender su fuerza. Una nueva guerra que no sabemos dónde conduce y cuáles serán sus efectos en el futuro mediato.

     

    Francisco Pineda Zamorano.

    Asesor en Relaciones Internacionales y Cooperación.

  • 1 COMENTARIO

    1. ¿Por qué ese fanatismo asesino? No creo que Mahoma ni Alá estén de acuerdo con este derramamiento inútil de sangre por parte de unos fanáticos ASESINOS. Nadie, absolutamente nadie, es dueño y señor de la vida de nadie.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.