Menos impuestos para ricos

  • Los catastróficos resultados del Partido Popular en las pasadas Elecciones Europeas han provocado que el Gobierno pise fuerte el acelerador del engaño, con el objetivo de vender y alabar una Reforma Fiscal que entrará en vigor en 2015, finalizando la Legislatura, en pleno año electoral. Reforma que representa todo un guiño al electorado más de derechas del PP y que ataca de manera directa a los que menos tienen. Ricos, muy ricos y grandes empresas son nuevamente los más beneficiados.

    “Las
    indemnizaciones por despido
    comenzarán a
     tributar en el IRPF. Todo un
    despropósito”

    Esta nueva fiscalidad llega después de que durante 3 años, el PP haya subido casi 50 figuras impositivas diferentes hasta límites desorbitados, después de haber impuesto copagos injustos, de haber subido tasas judiciales y universitarias…, en definitiva, después de haber maltratado sistemáticamente a las personas más vulnerables, beneficiando de manera paralela a los más poderosos, con medidas como la Amnistía Fiscal, de la que Bárcenas fue uno de los agraciados.

     
    Lo que propone el PP es simplemente un mal parcheo, que no compensa ni de lejos la subida continuada de impuestos que los ciudadanos han venido sufriendo durante los tres últimos años, siendo las clases medias y los trabajadores los que seguirán soportando el mayor peso de los tributos, renunciando nuevamente a la progresividad, a que pague más quien más tiene o a que pague quien no paga, aunque hay que reconocer, que tendremos una medida “novedosa”: las indemnizaciones por despido comenzarán a tributar en el IRPF. Todo un despropósito.

  •  
    Y el ejemplo es claro: una persona que gane 12.000 euros anuales, con la nueva Reforma Fiscal, se ahorrará 12 euros al mes y alguien que perciba 150.000 euros al año, tendrá un ahorro mensual de 270 euros.
    ¿Lo consideran justo? Desde mi punto de vista, rotundamente, no. Porque además, se deja sin perseguir el fraude, no acabando con la injusticia que representa que el 10 por ciento de contribuyentes que acumulan la mayor riqueza del país –grandes empresas y patrimonios- solo aporten un euro de cada diez de los que se recaudan en España.

     
    Aumentar los ingresos recaudando más, pero de forma justa, sin subir impuestos a los de siempre, para que quien tenga que pagar no se escape sin hacerlo, haciendo que cada contribuyente pague de acuerdo con sus ingresos, ya sea por los obtenidos de su trabajo, rentas de capital o patrimonio, serían en definitiva los principales objetivos y pilares de un buen Sistema Fiscal y no lo presentado por un PP caduco que, a la desesperada, propone menos impuestos para los ricos, para que los suyos, los de siempre, los que dicen ser muy patriotas pero tienen cuentas en Suiza para colaborar y pagar lo menos posible en nuestro país, sigan apoyando a un partido mentiroso, sin credibilidad y sin rumbo.

    Por Victor González
    Secretario Política Municipal PSOE

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.