La Marujita y el triste

  • El otro día tuve ocasión de coincidir en nuestra emisora de radio con Juan Carlos Márquez, supuesto líder el PSOE veleño. Me pareció un hombre educado, con formación, incluso con imagen, pero sin carisma.

    Me da el barrunto que la gente busca personas con cierta chispa, con alegría, con capacidad de ilusionar. La política tiene mucho de interpretación, de seducción de masas y este hombre me parece  muy soso.

    Puede que sea de fiar. Incluso puede que le comprara un coche de segunda mano. Sin embargo, no me iría con él de viaje.

  • “Veo al PSOE veleño como un pollo sin  cabeza y bajo la  sombra gris del bolso de Mari Salomé ”

    Habrá quien piense que soy un frívolo, un superficial. Es verdad, yo estaría de acuerdo con aplicarme estos adjetivos.

    La madurez me ha llevado al  convencimiento de que hay que rodearse de personas que te den vidilla. Que no te la quiten. Que no te aburran. Es más, incluso aceptaría que me engañaran un poco, como ya doy por supuesto que hacen los que me piden el voto.
    Márquez tiene otro peso sobre su mochila que es la sombra de una persona tan encantadora como carente de condiciones para todavía seguir siendo secretaria general del PSOE veleño. Aprecio a Mari Salomé pero le ha faltado humildad para reconocer sus limitaciones. Tras su aplastante derrota por el mediocre Bonilla debería haber cogido el bolso y no irse con sueldazo parlamentario a Sevilla, sino a su casita.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.