Mismitico

  • Retirado a la Fortaleza del Balcón de Europa, huyendo de Paquito Bonilla, se encontraba el pobre Salinas rumiando su derrota.

     
    Pero, mira tu por donde que me llega una oferta irresistible de este milagro de la comunicación que acaba de cumplir su primer milenario.

    “Voy a ser malo, muy malo. Atrevido, osado, muy libre y hasta cabroncete porque desnudo gano mucho”

    He vuelto. El Salinas ha vuelto a  tener una empresa informativa que se atreve a romper con su bloqueo de silencio. Y espero que no sea la última.

  •  
    Una vez superada mi madurez, confío en que mi amigo Paco Montoro me de cancha en su televisión para hacerle el que seguro será el programa másvisto en su parrilla.

     
    De momento estoy encantado de tener esta tribuna de libertad total a la cual no puedo renunciar.
    Y es que he aprendido que las personas no cambian nunca. Al revés, el paso del tiempo, agudiza sus caracteres.

     
    Así que no engaño a nadie si les digo que ahora más que nunca seré malo, muy malo. Atrevido, osado, cabroncete….pero siempre divertido. Nunca olvidaré las enseñanzas de mi tristemente  desaparecido maestro, Manuel Martín Ferrand: “el primer y fundamental mandamiento de un comunicador es el de no aburrir”.

     
    Y en eso estoy, cada día más viejo y más pellejo. Voy a calzón quitado porque, de verdad de la buena….Yo, desnudo gano mucho. Pero, mucho.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.