Agradecimiento Casa La Pintora

- Publicidad -
  • La semana pasada, con las palabras del Sr. Alcalde en un acto público de índole cultural, puedo dar por concluida la problemática relacionada con el trencadís de “La Casa de la Pintora”, que se inició al generarse varias interpretaciones del art. 95 del PEPRI; palabras del Alcalde que desde aquí quiero agradecer.
    Por mi parte, ya estoy tranquila y esperanzada. Debido a ello, volveré a mi actividad diaria en el Barrio de la Villa, tras haber mantenido cerrado mi estudio, dos meses.

     
    Es mi deseo, mi principal deseo, que en mi primera manifestación pública relacionada con el Mural de “La Casa de la Pintora”, sirva para agradecer a cuántas personas me han apoyado durante estos dos meses, con su sonrisa, con su llamada, con sus escritos… y sobre todo, a aquellas personas que han roto el anonimato sin temores, para hacer público su alegato a favor de la fachada de mi estudio. Estas personas han hecho, sin saberlo casi, que me levante cada vez que caía, y os prometo que he caído muchas veces, porque aunque desde mi fe como creyente, con Dios todo lo puedo, como ser humano soy una calamidad y me siento nada. Gracias de todo corazón. Ha sido vuestra valentía y constancia las que han hecho levantarme y seguir creyendo lo que el mural es y representa para el Barrio de la Villa, un comienzo de lo que con buena voluntad y poco más, podría ser un resurgir de sus cenizas a esa barrio un tanto olvidado. Este barrio, como otros de Vélez, tiene en sus gentes calidad humana, y en su entorno una belleza impresionante, Yo comprendo, que el turismo de sol y playa, atrae muchísimo al forastero y se necesita invertir en él, pero nuestra historia está en sus raíces y a ellas hay que fortalecerlas porque si no  terminarían muriéndose. Entro todos podríamos conseguir algo hermoso, pero insisto que hace falta buena voluntad, acercamiento entre políticos y veleños, hacer más cómodo y fácil los pasos para conseguir revitalizar el barrio. Yo escuché un día que en política todo es posible, solo hace falta voluntad de querer hacerlo.

     
    Corre un rumor en Vélez que quiero callar; y es que debido a la cantidad de personas que están subiendo hasta el Real de la Villa 12 (mi estudio), para ver el mural de mi fachada, yo le he pedido al Ayuntamiento que me pague los gastos y el trabajo, y que parece mentira con los tiempos que corren cómo se me ocurre pedir eso. ¡Pobres personas que al no conocerme piensan únicamente lo que ellos harían!. Por supuesto que esta obra de cerámica la he creado simple y sencillamente porque he querido y para gloria de Dios, de mi Vélez y de mi Barrio de la Villa. Abriré nuevamente “La Casa de la Pintora”. Seguirán las puertas abiertas a todos y repito a todos, que nadie se sienta excluido. Sobre todo a las personas sencillas y amantes del arte a la que yo modestamente pueda atender. Seguiré con el juego didáctico del trencadís de la fachada que tanto agrada a los niños, inculcándoles el amor hacia nuestro pasado en la historia de nuestra cultura y de nuestros seres queridos, y a la vez abriéndoles los ojos a registros bellos como pueda ser la inclinación al arte, la imaginación el color, etc. A mi fachada la  habéis señalado como obra de arte, trencadís tipo Gaudí, cerámica artística, mosaico de trabajo laborioso, etc. Yo me quedaría sencillamente con una fachada que se destaca como elemento singular, si vosotros queréis darle el apelativo de artístico, es cosa vuestra que yo desde luego   os  agradezco. Comienzo mi actividad con varios Colegios de Vélez, con centros de madres y con el Instituto Salvador Rueda. Visitas que ya he venido recibiendo en anteriores cursos con Centros educativos locales, de la Axarquía y provinciales, tratando desde mis humildes conocimientos de acercar el arte a quien le guste oír de él.

  •  
    Reitero mi agradecimiento a todos, Alcalde, Concejala de Urbanismo, técnico y pueblo, que os habéis acercado a mí, con deseos de un entendimiento o con afecto. Sobre todo y repito, dar las gracias a cuantos habéis confiado en mi, aun sin pronunciarme, y que valientemente habéis roto el anonimato para estar a mi lado y apoyarme. Gracias sobre todo por confiar (como decíais algunos) “en la elegancia de mi silencio”. GRACIAS AMIGOS.
    Mari Carmen Fernández Rivera

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.