El tambor

- Publicidad -
  • Ahora andan preocupados los Amigos de la Cultura porque se oye por los pasillos del Ayuntamiento que podrían tirar abajo la antigua estación del ferrocarril de Vélez-Málaga. Parece que hay gente empeñada en no dejar vivir a estos defensores de la cultura. Igual, si ya no está previsto que el tranvía vuelva a rodar por sus raíles y, mucho menos, que se abra la segunda fase, este edificio le estorbará a algunos. De ser así (yo no me lo creo) estaremos ante otra barbaridad cultural más de este pueblo, al que parece que solo le preocupan los Santos. Siempre me he preocupado de dónde sale tanta gente cuando suena un tambor. Esta avalancha podría preocuparse por otros aspectos culturales de nuestro pueblo que también generan riqueza, empleo, comunicación, turismo, promoción y mil cosas más. Sin cultura propia no somos nada. Y la nuestra, desde hace años, nos la están tirando por los suelos. Nos la tiran como si de un cd de ‘mi’ Mari de Chambao pasando frío en cualquier manta a la intemperie se tratara. Nos la tiran y nosotros lo permitimos. Cayó la fortaleza, Santa Rosalía, la iglesia de San Sebastián, el convento San José de la Soledad, la plaza de toros, … tenemos grietas en el Cerro, con la obra de arte de Evaristo Guerra. ¿Ahora también vamos a dejar pasar el tren? No, no puede ser… La cultura es mucho más que un tambor.

    - Publicidad -
  • 1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.