Comenzó la liga de futbol y el curso político

- Publicidad -
  • No sé si son ya dos o tres jornadas las que se han jugado de la liga de fútbol española. Aunque usted, estimado lector, si es futbolero lo sabrá mejor que yo, porque este año ha comenzando con una gran intensidad, al haberse ofrecido ya no sólo el plato fuerte de la supercopa entre el Barça y el Real Madrid, porque se están retransmitiendo partidos casi todos los días de la semana, para que los muchos millones de seguidores del juego de pelotas no se aburran, hasta el punto, que observé en un reportaje televisivo, a varios jóvenes aficionados presenciando un partido en un campo de primera vistiendo pijamas y otras prendas similares.

    Creo que no por casualidad irrumpen los partidos en nosotros a través de la caja tonta y desde otros medios con tanta frecuencia. Porque los poderes ponen a funcionar sus ingenios con objeto de distraer a las masas, para que no se percaten de lo que les azota. Haciendo lo propio con las féminas desde buena mañana y hasta bien entrada la madrugada a través de programas rosas o basuras, con objeto de tenerlas pilladas, como por ejemplo si determinados personajillos televisivos se separan. O si menganito se ha tirado o viceversa a la fulanita de turno.

    Estimado lector, si he titulado y comenzado esta tribuna así, es porque me hierven las canaletas de los sentidos, ya que distraer a las masas es un gran arte de las determinadas siglas políticas. Porque la cuestión para sus fines e intereses políticos y otros, es que el pueblo se alimente y nutra de esa cultura que ellos distribuyen, para que ni pestañee consumiéndola, para ellos pacer a sus libres albedríos.

  • Por consiguiente, esa es la cultura que han fomentado los anteriores gobiernos estatales españoles, y el actual de Mariano Rajoy de PP camina por el mismo sendero o peor, porque a él no le interesa lo más mínimo que se sepa, qué es lo que se está maquinando para enriquecer en los próximos meses aún más al capitalismo, a costa de hipotecar al pueblo español estrangulándolo.

    Siendo lamentable y vergonzoso el fraude electoral que ha llevado a cabo este señor, con todos los que le votaron en las urnas, porque prometió en su programa electoral determinados objetivos, pero nada más ser nombrado presidente del Gobierno español, cambió radicalmente el lema de sus discursos.

    Como presuntamente han hecho también muchos altos cargos de la Junta de Andalucía, que están acudiendo a declarar a la comisión de investigación sobre los pestilentes ERE. Siendo todo ese desfile de mandatarios político andaluces duchados, trajeados y perfumados, un esperpento teatro de la comedia política andaluza. Porque ocurrirá más de lo mismo que en otras comisiones llevadas a cabo en España, ya que al ser jueces y partes al pertenecer a las mismas formaciones políticas, tan sólo es posible que sirva esa comisión de investigación de los ERE, para que nos tomen el pelo a los ciudadanos y para que sus señorías se lleven muchos euros de dietas.

    Cuando por el contrario la sociedad demanda dignidad y vergüenza en la política nacional y andaluza. Y que aparezca todo el presunto dinero que han mangado no sólo en los ERE, sino el que se llevaron presuntamente también los malayos, los del caso Palma Arena, así como, los del caso Nóos. etc.

    Porque ciertos nobles y menos nobles de los poderes establecidos, amparado en el cargo que ostentan o se han atribuido, se lo han llevado presuntamente a espuertas. Cuando lo más coherente y razonable hubiera sido que se hubieran conformados con los privilegios que disfrutaban. Pero al ir a saco esa presunta gentuza choriza, si no se va a por ellos con arreglo a las leyes, acabarán con nosotros sin ningún escrúpulo.

    Porque mientras el pueblo agoniza de hambre, un número de la clase política, sus familiares y palmeros de todas las profesiones y oficios afines, ni por asomo les ha afectado esta terrorífica crisis económica, porque han condimentado un estado de derecho, constitucional y democrático de presunta naturaleza corrupta, siendo la causa para que la política sea uno de los principales asuntos que le preocupa a la población.

    Por lo tanto, al iniciarse el nuevo curso político casi a la par que la liga de fútbol, deberían aprobar sus señorías del Congreso de los Diputados por vía de urgencias una asignatura para los políticos. Debiendo ser el primer tema a aprender de la misma la dignidad, la ética y la vergüenza por el bien de ellos y el de su España, porque tras la dictadura de Franco ansiaban la libertad y la democracia al precio que fuere, convirtiendo en pocos años a esta nación de naciones y regiones en presuntas parcelas libertinas.

    Creo que el primer político que debería aprenderse esa asignatura, tiene que ser el concejal del PP en Orense, Guillermo Collarte, al declarar desvergonzadamente algo así como que "gano 5.100 euros al mes y las paso canutas". Yo le destituía fulminantemente de todo cargo público. Y como premio en metálico o limosna por los servicios prestados al PP, le daba los 400 euros que su Gobierno va a entregar a las personas sin recurso económico alguno.

    Otro gran oleaje político ha provocado el Gobierno Catalán al solicitar un rescate económico por valor de 5.023 millones de euros al Gobierno español, "sin ninguna contraprestación política por ellos". De vergüenza y esperpéntico descafeinado nacionalismo…

    Pero no fueron ni brisas ni oleajes sino algo más que temporales, lo que produjo en la opinión pública española, las declaraciones efectuadas en rueda de prensa por el Ministro del Interior del PP, Jorge Fernández Díaz, acerca de los informes contradictorios realizados sobre los niños Ruth y José desaparecidos en Córdoba.

     

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.