Cuando los recortes entran por la puerta de los andaluces, las esperanzas salen por la ventana

  • Cada día que pasa pareciera que estamos curados de espanto. El "todo vale" se ha instalado en nuestras vidas y hace tiempo que se traspasaron las líneas rojas de los derechos básicos ciudadanos que esta sociedad andaluza acordó respetar como esencia de su propia existencia. A base de golpes, nos hemos vuelto insensibles a la puesta en escena de los distintos líderes políticos, sindicales etc……. criticando o defendiendo los continuos recortes presupuestarios a todo lo que se menea. Pareciera que todos participan en una gran pantomima, en la que cada cual desempeña su papel predeterminado, pero que nadie se lo cree. Nadie conoce a nadie, nadie confía en nadie, y mientras tanto se marchan por el desagüe de nuestro ideario colectivo andaluz los anhelos que un día nos hicieron más fuertes, más iguales, mejores. No somos números sino que somos personas, no somos índices de la bolsa sino tragedias individuales y colectivas que vagamos desorientadas al creernos que hemos estado viviendo del cuento demasiado tiempo. Cada recorte es un varapalo a nuestra conciencia colectiva; cada ahorro de uno o de un millón es otro pellizco en la cara de nuestros derechos, que llevan demasiado tiempo sin caricias. ¿No se dan cuenta que lo que están recortando es la dignidad de nuestra sociedad? De tal manera que en el pueblo andaluz vamos perdiendo la fe al comprobar que nos dejan tirados todos los santos de nuestra devoción y que no hay plegarias que valgan. Los recortes entran en tropel en nuestros hogares y las esperanzas salen por la ventana, esperanzas que son como la inocencia, que ya no vuelve.

    Antonio Francisco Martínez. Partido Andalucista de Baza.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.