Lo peor está por llegar

- Publicidad -
  • Cuando puedo me alejo del acontecer político español, porque el bombardeo de mensajes negativos al que nos tienen sometidos, a través de los aparatos propagandísticos, no hay un Dios que lo aguante, al dañar tanta bazofia la estabilidad de cualquiera.
    Pero como debo estar informado de todo cuanto ocurra y trascienda, permanezco receptivo para captar el titular de una noticia, con objeto de que me sirva de columna vertebral en cada tribuna de opinión, cerniendo después la paja del grano, porque irse por los Cerros de Úbeda con lo que está ardiendo, no es nada aconsejable, ya que una colilla mal apagada puede provocar un incendio, como el terrorífico fuego acaecido hace unos días en el noroeste de España arrasando lo habido y por haber.

    Pero si lo último anterior es indignante al haberse quedado muchas personas absolutamente sin nada. Lo peor para la España política, económica y social está por llegar, porque es mucha la gasolina que han desparramado unos y otros de las diferentes siglas políticas y sindicales…

    Por consiguiente, cuando se tienen las riendas del poder como las poseen los dictadores. El rodillo actual de la mayoría absoluta alcanzada por el Partido Popular de Mariano Rajoy, en las elecciones generales pasada, le han dado alas a sus gaviotas. Y por picotear están picoteando con tal astucia, hasta el punto, que estando en la oposición el actual ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, se le ocurrió decirle en el 2010 a la diputada canaria Ana Orama “que caiga España, ya la levantaremos nosotros”.

  • Siendo evidente, que España, no cayó cuando era mal gobernada por el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque, es más que posible que la dejara en la UVI. Pero en los siete meses que lleva el PP gobernándonos, ya han dado estos nacionalistas españoles, los suficientes malos pasos para que la caída de su patria a las catacumbas se produzca más pronto que tarde, porque fue mucho el presunto derroche de los dineros públicos realizados en este periodo constitucional, no sólo en las filas socialistas sino en las del PP, etc.

    Y algo o mucho debió conocer de eso el político ruso Nikita Jruschov (1804-1971) para decir: “Los políticos son siempre los mismos. Prometen construir un puente aunque no haya un río”. Y aquí, en España, creo que se han construidos puentes y hasta acueductos, porque en comunidades autónomas gobernadas por el PP, construyeron un aeropuerto sin pasajeros ni aviones, quedando inservible el mismo día de ser inaugurado en Castellón. Y ahí están sin apenas actividades la Ciudad de las Artes y la Ciencia de Valencia o, la Ciudad de la Cultura en Santiago de Compostela.

    Enormes moles de hormigón con sus contenidos y continentes, que les habrá salido su construcción muy rentables electoralmente…a los políticos, pero en absoluto a la población en general, porque los muchísimos millones de euros públicos que se han gastado para construir esas monstruosidades, han salido y seguirán saliendo lo que aún quede pendiente por pagar, de los lomos del pueblo honrado y trabajador.

    Aunque no sólo el PP ha ejercido de malos paletas, ya que en su día UGT se metió a constructora de viviendas siendo presuntamente un fiasco. Y por parte del PSOE de Andalucía, realizó, entre otras muchas, la remodelación del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía en Sevilla de Manuel Chaves, donde se gastaron mucho más dinero del previsto. No extrañándome nada, porque a don Manuel Chaves, lo considero uno de los mayores atilas de la política andaluza en este periodo democrático, al vender presuntamente en concretos casos a nuestro pueblo al mejor postor, siendo una de sus últimas chapuzas realizadas, el cobro en especies de la deuda histórica.

    Evidenciándose, por lo anterior y mucho más, que cierto poder político en este periodo democrático, ha actuado presuntamente en mayor o menor proporcionalidad, oprimiendo y exprimiendo a las clases menos favorecidas, haciendo más rico a los que más tenían y más pobres a las clases sociales menos favorecidas.

    Creyendo que es así, porque en la política hay mucha morralla de lo peorcito de todas las profesiones y oficios. Causa por lo que un cierto porcentaje, al no tener la adecuada preparación para ejercer en empresas privadas, intentan agarrarse a sus poltronas políticas al precio que sea, provocando esas aguerridas luchas intestinas en sus formaciones. Cuando sería lo más lógico, por el bien de la salud democrática, que la alternancia fuera prioritaria, para que no les salpicara a algunos, lo que en su día dijo el político estadounidense Louis McHenry Howe (1871-1936): “Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado”.

     

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.