Derechos en el paraíso femenino, España

- Publicidad -
  • La señora Aido manifestaba que se iba a la ONU con los deberes hechos y que éramos los más aventajados en matería de igualdad a nivel europeo.
    Hablamos entonces que sólo 23 países (17 europeos) sabén las cifras en materia de asesitano de género, esos deberes, dejan de ser tarea concluída eficazmente.
    Es cierto que España destaca como una de las que mantiene menor tasa de asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. También es cierto que en ocasiones es complicado definir las causas de una muerte y se le cataloga con otra etiqueta. Podría ser que en otros países fueran más taxativos para definir las causas de mortalidad de sus mujeres, o no, quién sabe.
    Esta mañana una vez más la prensa me indica a la manipulación que a veces es sometida, nos ponía sobre la taza de café, los estereotipos de género en la mujer alemana, o bien el lesbianismo en China que aunque más liberado, sólo es un precinto hacia el mundo, la realidad es otra muy diferente. La que sólo se libra es la mujer árabe, las grandes emprendedoras, ya sabemos que un paso adelante y en ocasiones una reyerta las hace dar dos o tres pasos para atrás a no ser que salgan de su país.
    Con ello la manipulación mediática pone a España como el paraíso de nuestros derechos. Como mujer dudo de ese espejismo que muestran. Con esa falta de datos y tres países escogidos a dedo quieren demostrar que somos aplicados, disculpe señora Aido, cuando estudiaba trataba de destacar por mis resultados, nunca le hice ver a mis padres que era mejor que el peor compañero.
    En el 2010, 73 víctimas frente a los 55 del 2009, si ello nos posiciona como los más aventajados, creo que no hemos escogido la muestra idónea, mientras vaya en aumento, mi hija y otras niñas están cada vez más expuestas al maltratro.
    Así que pido en nombre de toda la sociedad que no frivolice estos temas, no se olvide que es una mujer y que ese trabajo iniciado, materia obligatoria de cualquier fuerza política por imperativo evolutivo, le ha servido más para condecorarla (Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III), y no precisamente evitar esas otras cruces que soportan nuestras mujeres cada día.
    Buen viaje señora Aido, vaya usted con Dios.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.