Rodillos, equilibrios y responsabilidad

  • Los intereses de los periodistas raramente coinciden con los de los ciudadanos. A nosotros nos estimulan los bajos instintos corporaciones políticamente inestables… porque dan "más juego".
    Los rodillos de mayorías absolutas nos afectan negativamente en un doble aspecto. Por un lado, somos víctimas de las presiones totalitarias del poder: sin aire, sin publicidad en nuestras empresas, sin información. Por otro lado, nuestro trabajo resulta mucho más aburrido en tanto sólo nos queda el hacer de voceros, pero sin capacidad alguna de influir.
    Eso, sobre todo, si las oposiciones políticas se tiran al monte de la desesperanza y de la falta de trabajo. En tres de las grandes poblaciones de la Costa Oriental vamos a constatar estos hechos. Las gobernanzas absolutas del PP en Rincón, Vélez y Nerja pueden derivar en dictaduras que es preciso controlar. Hay que contener esa marea totalitaria no sólo por defender la libertad de prensa, sino por pura salud democrática.
    Sin embargo, ese freno lo han de ejercer principalmente los miembros de los partidos derrotados, en este caso especialmente del PSOE, que nunca pueden tirar la toalla. Su tarea básica es la de ejercer la oposición, aún en las condiciones más duras. Una vez asimilada la derrota, han de ponerse a la labor del cambio alternativo. Ilusión para dar la vuelta a la tortilla.
    Los ciudadanos, la amplia base de los votantes, han respaldado al PP, por hartazgo y por cabreo. Pero esa indignación se va a dirigir de inmediato contra esta fuerza política en tanto no consiga las soluciones prometidas.
    Respecto a Torrox… la situación vuelve a repetirse: el PSOE es de nuevo el partido más votado (según la teoría difundida mil veces por el PP, debería entonces gobernar); pero necesita el apoyo de IU. Veremos ahora otra vez si Torrox entra en el camino del desarrollo político y deja atrás los odios y las venganzas.
    IU ha pagado ya electoralmente, en todos los sitios esa perversa táctica de la pinza. Sus electores nunca entenderán -yo tampoco- esa alianza con la derecha más extrema; en lugar de formar verdaderos gobiernos de progreso. Esa es su responsabilidad.
    Creía conocer mejor a Antonio Toro, de quien esperaba mayor nivel político, pero sus últimas declaraciones y gili vetos a determinados componentes de las lista del PSOE, me hacen pensar que en esto también me he equivocado.
    En fin, que los vecinos tienen los políticos que se merecen y los periodistas, por muy listos que nos creamos…también.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.