Otra lectura de las elecciones

  • Ha concluido el rito social de las elecciones, y al día siguiente toca, a unos celebrarlo, a otros lamentarlo, y a todos reflexionar.
    En el blog IDERINA se ha hecho un análisis sobre los resultados electorales que invita, sobre todo, a la reflexión, a través del planteamiento de una serie de preguntas, algunas tan elementales y lógicas, que cuesta creer que no nos las planteemos todos los ciudadanos a diario:
    ¿Se puede llamar realmente democrático a un sistema donde gobiernan con mayoría absoluta, o sea, ejerciendo el poder sin límite ni cortapisa, un partido, sea cual sea, que tiene sólo el voto de entre el 24 a 33 de cada 100 ciudadanos? En España, sí . . .
    Hace exactamente cien años, se consideraba un sistema democrático que votaran sólo el 50% de la población, puesto que la otra mitad, las mujeres, no tenían derecho a voto, y creían vivir en democracia . . .
    Hace ciento cincuenta años, en los pocos países donde había un sistema de tipo democrático, votaban sólo los varones letrados, los que supieran leer y escribir, a veces no más de un 10% de la población, y creían vivir en democracia . . .
    No deberíamos de olvidar que todos esos sistemas se consideraron perfectos en su momento, pero todos acabaron mejorando y perfeccionándose para evolucionar a otro todavía mejor.
    Arrastrados posiblemente por el ímpetu propio de la edad, un grupo de jóvenes del PP, partido ganador en las elecciones de ayer, gritaba anoche frente a la sede de su partido: "Esto es democracia, y no lo de Sol", refiriéndose a las personas que proponen, desde dicha plaza de Madrid, mejorar el sistema actual mediante una democracia más participativa, en la que los ciudadanos voten mediante referéndum las leyes más importantes que afectan a su vida (declaraciones de guerra, presupuestos, sueldos de políticos, etc.).
    Cuando lo oí, lo primero que pensé fue: "Pobres, estos seguro que son los que siempre suspendían las matemáticas cuando íbamos a la escuela . . ."

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.