¿Perderemos el tren?

48
  •  Sra. Directora: (- A la espera de una movilización ciudadana unitaria que impida que seamos el hazmerreír de Andalucía, -y de Europa- le ruego la publicación de esta carta, si la considera de interés -)
    Tras 40 años de dictadura y 5 de ‘transición’ se abortó un ‘golpe de coroneles’ tejeringo ‘a la griega’ que llevó al Gobierno a la socialdemocracia de  Felipe González que nos metió en la OTAN y en el euro, trajo las Olimpiadas, la EXPO, el AVE, y el estado del bienestar que acabó con la presión sindical… Es importante que situemos el contexto donde el sr. Souviron, desde la Federación de Municipios, consigue un primer tranvía urbano europeo para la ciudad de Vélez-Málaga.
    Ahora, los del PP, abominan de la ‘herencia’ recibida, con salones del exilio, palacios, avenidas y fuentes a costa del Pomal, y quieren echar abajo la memoria de sus predecesores. Se creen dueños de la ciudad, porque -dicen- tienen la mayoría. De su parte, los votos, 13 concejalías. Y como nadie aprende de los errores ajenos, olvidan que su mayoría es minoritaria.
    Quienes aplaudimos que Vélez sea una gran ciudad de participación ciudadana reclamamos ahora lo prometido. No cargue sus deudas a la Junta, sr. Bonilla, usted sabe que el dinero de la Junta, el dinero de Europa, el dinero de Bankia, es nuestro dinero, el que pagamos todos los que pagamos impuestos. Particularmente al Repsol de Argentina, Brasil y Venezuela. Sí, el de la gasolina, el del transporte. El monopolio.
    Usted ha tomado partido. No por el pueblo que le votó. Sino por el monopolio del transporte público que es privado. Sí, señor alcalde, en Andalucía a los autobuses hay quien les llama alsinas. Mire usted, soy el primer crítico que criticó el tranvía de Souviron. Le propusimos desde IUCA-LV una alternativa: circular con microbuses eléctricos, cuyo itinerario uniera los centros educativos y de salud desde Chilches a La Caleta. No se burle de las centrales hidroeléctricas, póngase las pilas. Consulte a su médico, el pueblo. Sin trampas ni demagogias.
    La CONSULTA es bien sencilla: ¿Quieren ustedes contribuyentes que por dos euros les pongamos en el Rincón, Nerja, la estación María Zambrano y el Ave, en la Universidad o en cualquier hospital, Museo, o Salas de Cine de Málaga?
    No es demagogia. Es el tren de la costa. Que una los tranvías de Málaga y Vélez. Lo prometido en el año 2006. La justificación de la multimillonaria inversión europea en Vélez-Málaga capital de la Axarquía por quien después ha sido Delegado de Juventud, Turismo y Deporte. No me diga ahora que no es usted un buen amigo de don Antonio Souviron, al que tanto debe.
    Cordialmente, un ciudadano.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre