Vélez-Málaga insta a la Junta a que la desaladora sea una inversión estratégica, de utilidad pública y de emergencia

463
El alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer.
El alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer.
  • Desde el Gobierno municipal del Ayuntamiento de Vélez-Málaga entienden imprescindible que la Junta de Andalucía se implique de forma clara y directa en la construcción de la planta desaladora de la Axarquía. De ahí que soliciten que la Junta encomiende a la Unidad Aceleradora de Proyectos (UAP) la agilización de los trámites de dicha planta desaladora, declare de utilidad pública y de emergencia la construcción de la misma, mediante su declaración como inversión de interés estratégico para Andalucía; se involucre financieramente en el proyecto, promueva la creación de un consorcio público-privado para la explotación de la planta y revise y amplíe el caudal de la planta hasta niveles que sí garanticen el abastecimiento de la comarca, vinculando el mismo a la generación de energías renovables.

    El Gobierno veleño defiende que la creación de un consorcio, como el existente en Campo de Dalías, facilitaría la explotación público-privada de las instalaciones para no dejar este proyecto, de extrema necesidad, exclusivamente en manos privadas. Del mismo modo solicitan vincular este proyecto a la instalación de energías renovables que amortigüen los costes de producción de la planta y entienden fundamental que se aumente el caudal de la misma, inicialmente hasta al menos los 46 hectómetros cúbicos de capacidad, y se adapte preferentemente hasta los 80 hectómetros cúbicos, lo que sí garantizaría el suministro actual y ofrecería una solución definitiva para garantizar el futuro de la comarca de la Axarquía.

    La Unidad Aceleradora de Proyectos (UAP) ha sido creada por la Junta de Andalucía para la agilización de proyectos estratégicos, depende orgánica y funcionalmente de la Dirección General de Administración Periférica y Simplificación Administrativa y está compuesta por un equipo multidisciplinar de funcionariado de los cuerpos superiores de la Junta (Project Managers) formados para trabajar conforme a los principios que deben gobernar la buena administración. Así, la UAP tiene el fin de impulsar y coordinar los proyectos de inversión que le sean asignados, promoviendo la agilización de todos los procedimientos de las Administraciones Públicas andaluzas que sean necesarios para llevarlos a cabo y realizar las actuaciones que procedan para hacer efectiva la tramitación preferente y urgente de los proyectos en las distintas tramitaciones administrativas. Una vez se haya asignado el proyecto a dicha Unidad, esta prestará asistencia y asesoramiento a las personas o entidades promotoras sobre todos los trámites necesarios para la efectiva puesta en marcha y ejecución del proyecto.

  • El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, recordó que la comarca de la Axarquía es la zona de la provincia de Málaga que presenta más riesgo de desertificación, según recogen informes como el desarrollado por el área de Medio Ambiente de la Diputación y el Observatorio Provincial de Sostenibilidad y los oportunos estudios de viabilidad realizados por el equipo de la Alcaldía, por lo que la desaladora resulta esencial para combatir el cambio climático y la desertización ya que, más allá de garantizar el consumo humano y el regadío, la desalación aporta mayores beneficios a los ecosistemas de la comarca y genera un impacto muy positivo en el medioambiente.


    La idea es que la planta desaladora pueda dar respuesta tanto al abastecimiento humano como al sector agroalimentario de la zona, “ya que a la importancia que supone el sector agro como motor económico en Vélez-Málaga y la comarca se une el auge del sector turístico año tras año, más aún después de la pandemia”, añadió el regidor veleño, que explicó que se está estudiando estos días cuál sería la ubicación más idónea para esta planta “y se baraja alguna localización por la zona norte de la N-340”.

    La instalación de la desaladora es clave para la obtención de mayores recursos hídricos y para ofrecer una solución definitiva a la escasez de agua en el territorio. El proyecto de la planta que propone el Ayuntamiento de Vélez-Málaga prevé producir unos 80 hectómetros cúbicos de agua al año para dar respuesta tanto al abastecimiento humano como al sector agrícola y ganadero de la zona. La inversión total del proyecto ronda los 645 millones de euros, tanto para planta de tratamiento como para una instalación fotovoltaica. Un proyecto que, además, gracias a las nuevas tecnologías consigue reducir a los niveles mínimos el consumo energético que supone la generación de agua potable, reduciendo los costes y respetando el medioambiente.

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre