La Policía Nacional pone a salvo en Vélez-Málaga a un perro al que, sin asistencia veterinaria urgente, le restaban de una a tres semanas de vida

53
 El can, de raza American Bully, ya ha sido acogido por una protectora de animales de Granada
 El can, de raza American Bully, ya ha sido acogido por una protectora de animales de Granada.
  • Agentes de la Policía Nacional han puesto a salvo en Vélez-Málaga a un can al que, sin asistencia veterinaria urgente, le restaban de una a tres semanas de vida, y han detenido a su propietaria, de 43 años, por su presunta responsabilidad en un delito de maltrato animal en comisión por omisión. El animal ha sido rescatado de una finca de la localidad en una situación lamentable: signos extremos de desnutrición -apenas se mantenía en pie-, positivo en Leishmania -enfermedad parasitaria-, costras en cabeza y lomo, afectado por garrapatosis y pulicosis, entre otras graves dolencias.

    Fue a partir de otra intervención -independiente al presunto caso de maltrato animal- como se tuvo conocimiento de la presencia en una finca de un perro de raza American Bully, el cual presentaba a simple vista un estado físico deplorable, iniciándose una investigación por parte de agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Vélez-Málaga.

    Precisamente ante la situación de gravedad del animal, los investigadores tomaron la decisión de trasladarlo a un centro veterinario. La exploración del veterinario confirmó que el can estaba caquéctico, con costras en diferentes partes del cuerpo, dando positivo en Leishmania y afectado por garrapatosis y pulicosis, entre otros problemas de salud.

  • Sin un tratamiento urgente, el animal no hubiese sobrevivido más de allá de entre una y tres semanas, según los profesionales que asistieron al can.

    Una vez acreditadas las dolencias del animal, la Policía detuvo a la dueña por su presunta implicación en un delito de maltrato animal en comisión por omisión, al no cumplir esta supuestamente con las obligaciones básicas de alimentación, alojamiento y cuidado.

    El can ya ha sido acogido por una protectora de animales de la provincia de Granada.

    Por su parte, la Comisaría Provincial de Málaga recuerda que el poseedor de un animal tiene la obligación de mantenerlo en óptimas condiciones higiénico-sanitarias, proporcionarle la asistencia veterinaria que necesite, así como un alojamiento y alimentación adecuados.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre