Abraza por completo el siglo XXI con este servicio de creación de códigos QR

19
Hacer codigos qr se ha vuelto un proceso sencillísimo
/Aagencias.
  • Los smartphones son ya como otra extremidad más de nuestro cuerpo. Estos dispositivos inteligentes llegaron hace ya varios años, pero su expansión tardó poco en darse y, gracias a su conexión a internet, su potencial se ha vuelto prácticamente ilimitado. También se han convertido en una forma segura de acceder a determinada información. En los tiempos que corren, su utilidad se ha potenciado a la hora de, por ejemplo, consultar los platos disponibles en un restaurante, ver catálogos de tiendas o hasta ir de compras.

    Gran parte de esto ahora se puede hacer gracias a los QR. Estos códigos, que también llevan mucho tiempo entre nosotros, se leen a través de la cámara de nuestros teléfonos. Al hacerlo, se nos facilita el acceso a contenido de cualquier clase. Así, puedes ver desde un vídeo hasta descargar una aplicación, entrar en una página web o ver qué pides para comer en un bar. Pero, ¿cómo se construyen esos códigos? Ahora es más fácil que nunca.

    QRty, la plataforma de los códigos QR

  • Hacer codigos qr se ha vuelto un proceso sencillísimo gracias a servicios como el que ofrece QRty. Esta compañía ha construido toda una web orientada a profesionales y particulares que hace fácil lo difícil. Con sus herramientas, puedes hacer el QR que quieras, para lo que quieras y para quienes quieras. Sin límites de usos, con total facilidad para la creación, edición e incluso modificación. Permiten incluso acceder a estadísticas de empleo para que veas si realmente has hecho un QR útil, cuántas veces se ha utilizado y otros datos de interés.

    Todo lo pone sobre la mesa a cambio tan solo del pago de la cuota de servicio y zambullirse en su panel de usuario. Necesitas crear una cuenta y pagar por lo que ofrecen, pero cada segundo y céntimo invertido vale la pena. No hay oferta más completa para hacer QR en el mercado, y mucho menos tan intuitiva y tan versátil. Solo hay que ver que permite generar QR dinámicos, ideales para modificar el contenido sobre la marcha y actualizar cuando se considere necesario.

    Eso, y lectura infinita de códigos, además de almacenamiento infinito. Puedes hacer tantos códigos QR como desees y permitir que los lean y escaneen tantas personas como sea necesario. No hay límites, todo lo contrario: flexibilidad ilimitada. A fin de cuentas, hablamos de una solución hecha por profesionales para profesionales o, al menos, para todos aquellos que realmente se preocupan por ofrecer alternativas y facilidades al público.

    ¿Y cómo hace todo esto QRty? Vamos a empezar por lo que ofrece directamente en su web, Qrty.mobi, ahondando también en detalles sobre tarifas, precios, suscripción, bajas y todo lo demás. Como vas a comprobar ahora mismo, la facilidad no solo se extiende a la generación de QR, baña todos los aspectos de esta compañía.

    Cómo funciona QRty

    La clave de esta plataforma es la posibilidad de crear los QR que quieras y como quieras. Para ello, solo tienes que entrar en su web y acceder al editor que hay disponible. Hecho eso, entrarás automáticamente en un gestor por pasos en el que, poco a poco, irás dando forma a ese código que mostrarás al mundo para que acceda a aquello que deseas enseñar. Todo tiene un comienzo, y aquí se empieza escogiendo el tipo de QR.

    Hay que tener claro para qué se va a usar, y eso implica saber qué se va a mostrar al escanearlo. El editor te permite escoger si dar acceso a una web, a una app, a un documento, a un vídeo, a una red Wi-Fi, a un menú de bar o cafetería, a una galería de imágenes, a información u otras opciones. En base a lo escogido, cambiará el resto del proceso, porque hacer un QR no implica solo dar forma a ese grupo de figuras blancas y negras, también implica construir aquello a lo que dan acceso.

    Por eso, en el segundo paso hay que dar nombre al código y empezar a construir su diseño. Colores, textos, posibles enlaces, documentos a mostrar, imágenes… Todo lo que quieras que aparezca por pantalla al leer el código se debe volcar en esta fase del diseño. Por suerte, el esquema paso por paso que ofrece QRty lo hace sencillo y llevadero. Solo tienes que ir avanzando, no te dejarás nada en el tintero.

    El último paso de la creación del código es, cómo no, definir la forma del mismo. Ahora sí, hay que ver cómo quieras que sea el QR a escanear. Elegir tamaño, opciones de personalización, colores y más opciones. En este sentido, la propia plataforma ofrece algunas recomendaciones, como combinar colores bien contrastados, dar algunos toques de personalización para destacar y algún que otro consejo más. No solo te dan las herramientas, también te ofrecen algunas pautas de lo más útiles.

    Otros aspectos clave

    Como hemos dicho, QRty no es un servicio gratuito. El usuario puede pagar una cuota anual de 200 euros (unos 16 euros mensuales), aunque también tiene la oportunidad de probar el servicio durante 14 días por tan solo 50 céntimos. Si, durante ese periodo de tiempo, decide dar el salto al plan anual, solo tiene que actualizar y confirmar. La transición es completamente sencilla y fluida, sin esperas ni trámites enrevesados. De hecho, en caso de querer darse de baja el usuario puede hacerlo fácilmente, como todo lo demás.

    Se elija el plan que se elija, las opciones y herramientas disponibles son las mismas: todas. Abre la puerta al registro de usuarios completamente gratis, para profundizar en detalles y saber más, pero sus herramientas solo están disponibles si pagas por sus servicios. La inversión, como decíamos antes, vale la pena, porque pocas plataformas ofrecen tanto a cambio de tan poco.

    Los QR resultantes son atractivos, llamativos y, sobre todo, un fiel reflejo de lo que querías hacer. Te dan todas las facilidades con un gestor fácil de manejar y muy ágil. El resto depende de tu creatividad e ingenio, y de los resultados que observes gracias a los análisis que también de facilitan.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre