Delgado Bonilla es investido alcalde con los votos del PP y GIPMTM

- Publicidad -
  • Comenzó la Sesión Plenaria de investidura a las 12 horas del pasado sábado 11 de junio.
    La cita estuvo presidida por los ediles de mayor y menor edad de la nueva Corporación Municipal, Antonio López Rosique (GIPMTM) y Eva María Fernández (IU), respectivamente.
    Los 25 nuevos concejales tomaron posesión de su cargo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento y recibieron las medallas que les otorgan el acta de concejales para la legislatura 2011-2015 ante un Salón de Plenos lleno de familiares, amigos y autoridades. Tras el juramento o promesa de los cargos, los nuevos ediles procedieron a la votación de nuevo alcalde para la capital de la Axarquía mediante sistema de votación nominal. Tal y como estaba previsto, Francisco Delgado Bonilla, que alcanzó la mayoría absoluta
    en las urnas el pasado 22 de mayo con casi 17.000 votos, era designado alcalde de Vélez-Málaga. Pero hubo sorpresas. El PP contó también con el apoyo de los dos ediles del Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar (GIPMTM), Manuel Rincón Granados y López Rosique. El líder del GIPMTM explicó su apoyo en que el PP había sido la lista más votada en el municipio.
    Bonilla lograba, por tanto, hacerse con la Alcaldía con un total de 15 votos de los 25 concejales. El resto de los partidos (PSOE, PA e IU) votaron a sus respectivos candidatos: Salomé Arroyo, Marcelino Méndez-Trelles y Salvador Marín.
    Entre aplausos, Delgado Bonilla recibía el bastón de mando de la ciudad de manos de López Rosique y, tras jurar su cargo, con un gesto lo brindó a los presentes.
    A partir de ese momento, el Salón de Plenos y la ciudad comenzaban a estar conducidos por el popular Francisco Delgado Bonilla, que tomaba su sillón de alcalde y concedía el turno de intervenciones a los portavoces de los diferentes
    partidos por orden de menor a mayor representación electoral.

    GIPMTM
    El primer portavoz en tomar la palabra fue el líder del GIPMTM, Manuel Rincón, que justificó su voto a Delgado Bonilla por ser el PP la lista más votada y felicitó a los populares por haber ganado las elecciones tanto en el conjunto del municipio como en Torre del Mar. Rincón, que recibió bastantes silbidos durante su intervención, se refirió al que ha sido su caballo de batalla durante más de dos décadas: la segregación del núcleo costero. A juicio del líder independentista, y pese a los contundentes resultados electorales, Torre del Mar “tiene un sentimiento y quiere ser pueblo, y así lo ha demostrado año tras año”. Para Rincón, ese sentimiento de lograr un ayuntamiento “sigue vivo, pero entre el sentimiento y el trabajo ha podido el trabajo, la promesa que se les ha hecho a muchos de un trabajo de lunes a viernes cobrando 1.300 euros”. Al margen de esta afirmación, que fue abucheada desde el patio de butacas, Rincón deseó “mucha suerte” tanto al alcalde como al nuevo teniente de alcalde de Torre del Mar, Emilio Martín, al que recordó que tiene “un duro trabajo” por delante. Asimismo, aconsejó al regidor y a su equipo de gobierno “que sean lo suficientemente generosos con el resto de fuerzas políticas para que puedan participar” en la gestión municipal.

  • IU
    Tras Rincón tomó la palabra el portavoz de IU, Salvador Marín, quien centró buena parte de su discurso en aspectos sociales, políticos y económicos bastante alejados del ámbito local. En clave veleña, Marín también utilizó el recurso del desempleo para vertebrar su intervención. En tono irónico, el dirigente de la coalición de izquierdas se mostró convencido” de que el paro “va a desaparecer” de Vélez-Málaga gracias a al nuevo Gobierno local. “Nosotros hemos ayudado, pero no lo hemos logrado”, lamentó. Además de destacar la puesta en marcha del programa de Renta Básica como importante elemento de creación de empleo, Marín subrayó el “gran trabajo” desarrollado por IU y sus socios de Gobierno durante la pasada legislatura, “en la que se han puesto en marcha importantes proyectos y las inversiones han llegado a todos los núcleos de población”. “Hay un antes y un después de esta legislatura”, sentenció. Igualmente, se felicitó por los resultados electorales de su formación -pese a que ésta ha perdido votantes y no ha logrado aumentar sus dos concejales- dado que “hemos logrado mantener nuestro grupo municipal pese a los esfuerzos que se han hecho para que tuviéramos la mínima capacidad o incluso para que desapareciéramos”.

    PA
    El portavoz del Partido Andalucista, Marcelino Méndez-Trelles, comenzó su intervención felicitando al PP y a su alcalde, Francisco Delgado, “por su importante éxito electoral”, asegurando que se había marcado un mapa casi inédito desde el año 1983 y que se abría un nuevo panorama político en la ciudad. Aseguró sentir la misma alegría e ilusión que hace 32 años, cuando a un grupo de hombres y a una sola mujer (Emilia Quintana) el pueblo de Vélez les encomendó la tarea de pasar de una dictadura a una democracia. “32 años después, después de varias corporaciones, de haber tenido responsabilidad en el Gobierno andaluz y de 8 años retirado de la política activa, he podido decirle a mis vecinos que me volvía a presentar a la Elecciones con la cabeza muy alta para intentar ser alcalde de Vélez”, expresó. El andalucista aseguró que lo único que en principio le motivó a regresar a la política fue la situación que atravesaba el PA en el municipio veleño. “Tenía la sensación de que si el PA se perdía por primera en la historia de la democracia en el Ayuntamiento de Vélez, mi vida y mi lucha política no habrían tenido sentido alguno porque habría tenido la sensación de que por lo que había luchado no le interesaba a los ciudadanos. Esto ha sido, créanme, el motivo fundamental por lo que he vuelto a la política”. Muy orgulloso, Méndez manifestó que estos objetivos se habían cumplido plenamente, pues el PA se convirtió el pasado 22 de mayo en la tercera fuerza política de Vélez, con casi 3.500 votos.
    “Ha bastado que aglutinemos a un grupo de personas y generar ilusión para alcanzar un 10%. Sé que para los partidos mayoritarios un 10% es nada pero para los minoritarios, para el PA, es un magnífico y enorme resultado”. El portavoz andalucista dijo que había un gran trabajo por delante: consolidar ese 10% y aumentarlo. “Estos resultado hay que extrapolarlos a toda Andalucía, si lo consiguiéramos,
    Andalucía tendría fuerza y sería determinante y clave en el Gobierno de España. Hay que hacer que Andalucía tenga un partido propio, un partido nacionalista”.
    Al nuevo Gobierno del PP, Méndez le dijo que bien podrían comenzar esta nueva andadura “saldando deudas de anteriores legislaturas” o tomando “el camino del olvido y avanzando colectivamente”. “Si toman este segundo camino -expresó- miren a la oposición, que se van a encontrar a dos concejales del PA que les van a ayudar sin ningún tipo de dudas ni reservas”. El andalucista manifestó que si el PP estaba dispuesto a recuperar las relaciones políticas y personales tal y como el PA había venido mostrando en su Programa Electoral para que los ciudadanos se sientan orgullosos de sus políticos y de su Ayuntamiento “no duden en mirar a la oposición, que es donde estamos, y donde tendremos que estar, que desde aquí les vamos a ayudar con toda la sinceridad del mundo”.
    Finalmente, el líder del PA hizo una reflexión al nuevo Ejecutivo asegurando una vez más que el PP había obtenido una “muy importante victoria”, con casi 17.000 votos, pero recordó que había 19.622 personas que votaron otras opciones políticas y que 18.114 veleños (33%) no ejercieron su derecho al voto. Con ello, Méndez quiso decir que a los miembros del PP que “o gobiernan solos y hacen las cosas como a ustedes les parece, que es una medida muy democrática, o piensan que son una parte del todo y que necesitan que se trabaje en conjunto para salir adelante”. “Ahora ustedes tienen que tomar una decisión: o avanzamos todos juntos, los que les han votado y los que no, o avanzan solos”, dijo. Para Méndez, el modelo de ciudad debe ser “no solo de un grupo, sino de la mayor mayoría posible”. Por ello, el andalucista dijo que si el PP busca esa línea de apoyo y ayuda, “no duden en mirar en los bancos de la oposición al PA, que les va a ayudar en ese desarrollo que todos queremos para nuestra ciudad”. El portavoz recordó el Compromiso Verde adquirido y aseguró que intentarían llevarlo a la práctica en todas y cada una de las actuaciones del Ayuntamiento.

    PSOE
    La portavoz del PSOE y anterior alcaldesa, María Salomé Arroyo, sucedió en el uso de la palabra al portavoz andalucista, y tras la protocolaria felicitación al alcalde, inició un discurso en el que destacó los logros del anterior Gobierno municipal y puso a su grupo a disposición de los nuevos gobernantes, aunque con ciertos matices. “El nuevo Gobierno encontrará en el PSOE aliados para trabajar por el progreso de Vélez-Málaga, pero no si favorecen sólo a unos pocos o se olvidan de los desfavorecidos”, indicó Arroyo, que también sacó a relucir el asunto de las presuntas promesas de trabajo efectuadas por el PP, y aseguró que muchas personas se han pasado en los últimos días por la Alcaldía para reclamar ese puesto de trabajo que supuestamente se les prometió. Al margen de esta cuestión, Arroyo instó al alcalde a que “ponga en práctica todo lo que ha prometido sin escudarse en la situación económica”, un argumento que, a su entender, forma parte de una estrategia electoral del PP de cara a los comicios generales y autonómicos de 2012.
    En este sentido, exigió al regidor que “deje su papel de parlamentario autonómico en la oposición y se ponga el de alcalde” para trabajar por Vélez-Málaga. Tras resaltar la importancia de la oposición y de los 6 concejales de su grupo, “que son parte imprescindible de este Ayuntamiento porque representan a una parte importante de la ciudadanía”, la portavoz socialista afirmó que el PSOE hará una labor de oposición “constructiva, exigente y leal”, pero matizó que esa lealtad “debe ser mutua”. “Si somos capaces de consensuar las grandes cuestiones, haremos un gran favor a la democracia y propiciaremos que los ciudadanos recuperen la ilusión por la política”, agregó Arroyo.

    PP
    Comenzó Antonio Arrieta, portavoz del PP, diciendo que el pueblo había sabido “poner a cada uno en su sitio al cabo de dos años y medio”, en referencia a la “democrática pero injusta” moción de censura fraguada por el tripartito (PSOE, IU y GIPMTM).
    “Los resultados están ahí, han causado sorpresa a propios y extraños. Los vecinos, muchos no son ni tan siquiera simpatizantes del PP, no perdonaron la famosa moción de censura y pusieron su particular moción de censura en las urnas, y han castigado al ya extinguido y finiquitado tripartito”, dijo Arrieta, quien se dirigió expresamente a Manuel Rincón para decirle: “Nosotros sabemos sumar y gestionar y dirigir un municipio tan complicado como es Vélez con sus 12 núcleos”. Asimismo, aseguró que los vecinos habían dado una “lección matemática al tripartito” y que “les habían enseñado a restar”.
    El portavoz de los populares veleños habló de un nuevo Gobierno coherente, eficaz y “muy austero”. “Se han acabado los años de bonaza económica, es hora de ajustarse el cinturón, empezando por esta administración pública a la cabeza de sus concejales y cargos públicos”. Arrieta aseguró que el Gobierno de los populares pondrá en marcha su Programa Electoral y sus proyecto y que el día a día quedará “como prueba del bien hacer”. “Todo el municipio sabrá la diferencia entre un equipo de gobierno dirigido por el actual alcalde y los anteriores”. Definió la próxima labor que les espera a los nuevos gobernantes como “enorme” y “gigantesca”, y lamentó la situación económica del Consistorio.
    “Lo miren por donde lo miren, es mucho peor que la que no encontramos en 2007. Sabemos de antemano que es una legislatura muy difícil, pero vamos a hacer todo lo humano y sobrehumano para que el bienestar de nuestros vecinos aumente”. El popular manifestó que el horizonte del Gobierno era trabajar para dejar de ser “la costa pobre de la Costa del Sol” y ser como Marbella, Torremolinos o Fuengirola, “una ciudad de primera”. Manifestó que la labor del PP brillará por su gestión, capacidad de diálogo, austeridad y transparencia, y que permitirá convertir a Vélez en uno de los grandes municipio de Andalucía y España. Finalmente, se dirigió al líder del PA, Marcelino Méndez-Trelles, y le aseguró que el PP iba a dialogar con la oposición. “Recojo el guante que me ha dejado Marcelino Méndez, en el PP sí vamos a dialogar, dar participación y consensuar todo lo que sea importante, y cuando una propuesta tenga viabilidad y tenga un beneficio para Veléz la aceptaremos”.

    Alcalde
    El nuevo alcalde de Vélez-Málaga fue el último en tomar la palabra, y prometió que basará su política en valores “como la austeridad, la honradez, la coherencia y la transparencia”, gracias a los cuales pretende devolver la esperanza al municipio y fomentar la creación de riqueza y empleo. En su discurso de investidura, Delgado Bonilla lamentó la diferente realidad (debido al paro y a la desesperanza ciudadana) que la localidad vive respecto a junio de 2007, cuando fue investido alcalde por primera vez, pero se comprometió a que su equipo de Gobierno trabajará “con firmeza y tesón” para revertir esta situación. Tras referirse a la victoria electoral del PP como el fruto “de un clamor popular para dar continuidad a un proyecto al que apenas nos dio tiempo a poner los cimientos”, el regidor dejó clara su intención de ser “un alcalde para todos, que buscará el bien común y no sólo el de unos pocos, y que pondrá a Vélez-Málaga por encima de todo”. En cuanto a los proyectos que pondrá en marcha su Gobierno, indicó que, en primer lugar, ordenará la realización de una auditoría sobre las cuentas del Ayuntamiento, institución que, a su juicio, “se encuentra en el peor momento económico de su historia, con una enorme deuda que pone en peligro la adecuada prestación de servicios y que puede hacer desaparecer a muchas empresas y autónomos”.
    Pese a esta delicada situación, el alcalde pidió a los vecinos “calma y paciencia”, pues está “convencido” de que el municipio “va a salir de esta”. En este sentido, aseguró que su Gobierno trabajará “al máximo” para equilibrar las cuentas municipales y pondrá en marcha de inmediato un plan de pago a los proveedores.
    Del mismo modo, insistió en que aprobará lo antes posible el presupuesto municipal para 2012 y pondrá las bases para fomentar la llegada de inversiones y la consiguiente creación de empleo en el municipio. Asimismo, reiteró que su política estará basada en la austeridad, “pues no es momento de despilfarro, sino de ahorro”, aunque aclaró que la contención del gasto “no afectará en absoluto a las políticas sociales”. Otro de los objetivos prioritarios del nuevo Gobierno municipal será, según el regidor, “acabar para siempre con la práctica en el Ayuntamiento del enchufismo y el nepotismo como forma de permanencia en el poder”, de modo que todas las contrataciones municipales “se regirán por los principios de igualdad, mérito y capacidad”. Durante su discurso, Delgado Bonilla apuntó otros proyectos que pondrá en marcha, como la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la elaboración de un plan estratégico para el municipio, la declaración de Vélez-Málaga como municipio de gran población o la puesta en marcha de diferentes planes de desarrollo turístico, patrimonial, ambiental, deportivo o social. “El pueblo es sabio y ha dicho ‘no’ a las metas irrealizables, por lo que no es tiempo de luchar por algo que no sea el empleo y el bien de todos”, continuó el regidor, que aseguró que su Gobierno “pondrá toda la carne en el asador para atraer inversores” gracias a las que se pueda reactivar la creación de empleo. Delgado Bonilla, que mostró su “orgullo” por poder ser alcalde de su ciudad y reiteró la “fuerza e ilusión” con que su equipo afronta el reto de gobernar Vélez-Málaga, aseguró también que hará todo lo posible para que Covirán vuelva a instalarse en el municipio, y tuvo palabras de apoyo para la cooperativa agraria Frunet, propiedad del veleño Antonio Lavao, que ha sido “injustamente” señalada por las autoridades alemanas como origen del brote epidémico surgido en ese país.

    Incidente
    La mañana trascurrió de forma ejemplar y el público asistente se comportó de forma muy democrática. Aplaudió con más énfasis a los miembros de sus partidos y, por lo general, guardó respeto con el resto de los intervinientes. El único incidente digno de destacar lo ocasionó la compañera sentimental de Claudio Morales que, situada, en el sitio reservado fuera del Salón de Plenos con la pantalla de vídeo, no paró de increpar a Manuel Rincón y Salvador Marín. Cuando el líder del PA, Marcelino Méndez-Trelles, comenzó su intervención la cosa pasó a mayores y la señora Mari Carmen le gritó “Viejo, hijo de puta”. Esto motivó la reacción ejemplar del público de su alrededor que la mandó a callar a la vez que se requería la intervención de la Policía Local. La Policía actuó inmediatamente solicitando a la compañera sentimental de Claudio Morales que guardara las formas y la compostura. A partir de ese momento, tan fogosa y ardorosa dama calló ante la indiferencia del público asistente.
    No hay duda que esta nueva ola de ‘peperos’ pegados al poder que buscan cargos le va a dar más de un dolor de cabeza al PP. Fue el único incidente lamentable que se produjo en una ejemplar y democrática jornada festiva.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.