Cristóbal Moya. Autor del Cartel del XXXIII Festival ‘Juan Breva’

  • Quién le iba a decir al joven presidente de la Peña Flamenca ‘Niño de Vélez’ que una foto tan pequeña iba a dar para tanto. Hace unas fechas decidió inmortalizar en su cámara una imagen del cantaor Juan Breva, que persiste en el Museo de Flamenco. Todo esto surge a partir de una idea, que es la de crear un rincón en la sede de la institución destinado al artista. “En un principio pensé en interpretar pictóricamente esta fotografía para incluir el lienzo en el espacio que preparamos con documentación e imágenes de su vida, pero lo enseñé entre los socios y les encantó como posible Cartel del Festival”. Qué mejor que una representación al óleo de Juan Breva para plasmar visualmente el Festival que lleva su nombre. Y no hay mejor padrino de ceremonias que Evaristo Guerra, presentador del autor. En esta entrevista, Moya nos habla de Salvador Conde, que será homenajeado en el XXXIII Festival Flamenco ‘Juan Breva’, la realidad de la Peña, la actual coyuntura del flamenco y el futuro del cante jondo, nuevamente candidato a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

    El sábado 18 de diciembre se celebra en el teatro del Carmen de Vélez el XXXIII Festival Flamenco ‘Juan Breva’, que en esta edición rendirá tributo a Salvador Conde.
    Es alguien muy importante para Vélez-Málaga. Después del parón entre finales de los 70 y principio de la década de los 80, él fue el que lo recuperó, de ahí este homenaje. Fue el precursor de los grandes festivales en este municipio, con numerosos artistas de renombre. Buscaba la financiación y luchaba por que todo esto perdurara. El Festival lo impulsa actualmente el Ayuntamiento, pero nosotros nos hemos volcado y vamos de la mano, es necesario un asesoramiento adecuado para que el resultado sea bueno.

  • La presentación este año del cartel, ¿fue especialmente emotiva para usted?
    Lo fue doblemente, como presidente de la Peña ‘Niño de Vélez’ y autor del Cartel. Esto es algo que me hace ilusión, hago de todo en esta institución, desde enviar carteles, organizar eventos a barrer. Y los socios tienen ya una edad, entonces, las nuevas tecnologías como Internet pues no las dominan. La verdad, tampoco esperaba que este cuadro fuera finalmente el cartel. Vamos a hacer un rincón sobre Juan Breva y estamos recopilando todo tipo de información, porque no hay otro lugar destinado a su figura. La gente de Vélez tiene que saber quién es Juan Breva.

    ¿Cómo acaba siendo finalmente Cartel del XXXIII Festival?
    Indagando sobre Juan Breva fui al Museo de Flamenco, donde encontré una pequeña foto, en la que él tenía entre 45 y 50 años, no más grande que un paquete de tabaco, así que pedí permiso para hacer una foto. De ella hice mi interpretación, que luego enseñé a los socios y les pareció buena idea que esa pintura fuera el Cartel, que ya era hora de dar el merecido reconocimiento a este cantaor.
    ¿Se está dando al flamenco por parte de la Administración pública el protagonismo que se merece?
    Está claro que si queremos un festival grande hay que darle la ‘pompa’ adecuada. Creo que el Ayuntamiento se está volcando, se están dando cuenta de que es parte del turismo cultural. En 2009 se quedaron personas fuera del Carmen, preparamos eventos en las pedanías y más del 50% de asistentes son extrajeros, actividades documentales… es necesario impulsar este arte.

    ¿Qué actividades de promoción realizan del Festival?
    Pues hemos stado en la peña de Almáchar, en El Piyayo de Rincón y otros lugares para que tengan conocimiento del acontecimiento.

    ¿Qué destacaría de esta edición?
    Es importante la presencia de Mayte Martín, tiene proyección internacional y un enorme currículum de actuaciones y premios. Además, es importante reconocer que en este mundo es una de las figuras que más luchan por la pureza.

    ¿Se siente un poco solo entre la gente joven aficionada al flamenco?
    Pues no demasiado, porque poco a poco van entrando más jóvenes. Empecé en el 2004 siendo el socio más joven de la peña, y progresivamente han ido llegando, a cuenta gotas, pero se va rejuveneciendo. Hay un movimiento cultural de gente joven que lucha por el cante jondo.

    Hay que cuidarlo mucho, ¿no?
    Pues sí, estamos en vísperas de que lo denominen Patrimonio de la Humanidad, aunque ya lo echaron una vez para atrás. El problema del flamenco siempre ha sido politizarlo más de la cuenta…

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.