Evaristo Guerra, Hijo Predilecto de su ciudad natal

  • El teatro del Carmen acogió el pasado viernes el acto de nombramiento de Hijo Predilecto de Vélez-Málaga a Evaristo Guerra, reconocimiento "más alto" que puede recibir una persona puesto que "proviene de la tierra que le vio nacer", calificó el poeta y articulista Manuel Alcántara a cerca de la distinción. Alcántara manifestó sentirse muy gustosamente de "compartir la alegría" con el pintor al que le unía una amistad de casi medio siglo. "Aprendí de Juan de Mairena que en España nos falta respeto, simpatía y, sobre todo, complacencia por el éxito ajeno, quizás eso ayude a explicar por qué hay más pésames que enhorabuenas", palabras de Alcántara.
    El poeta malagueño, calificó el arte del Guerra de "personalísimo", afirmando "tiene huella digital". Y es que, según Manuel Alcántara, "en una exposición colectiva donde se exhiban cien cuadros de diversos pintores, podríamos identificar cual es el suyo".

    Emoción
    Sin duda, los tres hijos del artista veleño pusieron la nota emotiva de la gala. Evaristo Jesús, Lola y Antonio, visiblemente emocionados, mostraron el lado humano y más sensible de su padre al que definieron "como un hombre de su familia y de su pueblo, al que nunca ha abandonado jamás". "Sabe lo que quiere y va a por ello en línea recta, todo un ejemplo para mis hermanos y para mi", pronunció Evaristo Jesús.
    La disciplina y el trabajo del pintor fueron destacados por su hija. "Es una persona transparente, clara y muy trabajadora, tanto que no distingue ni los domingos".
    Con gracia irrumpió una de las nietas del pintor tras oír "es un padre muy cercano, aunque ahora lo hemos convertido en el abuelito", a lo que la chiquilla gritó por sorpresa: "¡Abuelito, guapo"!
    Por su parte, Antonio destacó que aunque habían sido muchos los reconocimientos a lo largo de la trayectoria de su padre este era el que "más ilusión, emoción y felicidad" le causaba.
    Los tres hijos coincidieron en señalar a su madre, María Adela, como la persona que había dado a su padre "el sosiego necesario para convertirse en lo que es". "Mi madre es todo un lujo para esta familia".

  • Presentación
    El encargado de presentar al homenajeado de la noche fue el historiador Francisco Montoro. Destacó del artista, entre otras cosas, su pasión por su ciudad natal, que se vestía de gala "para dar un homenaje merecido a uno de sus hijos más especiales y más queridos". Montoro hizo un breve recorrido por los logros del pintor veleño internacional mencionando el Premio Nacional de Pintura ‘Blanco y Negro’ y varias exposiciones individuales citando ‘Homenaje a España’, la Antológica en el Centro Cultural de la Villa de Madrid y el trabajo realizado con los murales de la ermita de la Virgen de los Remedios.

    Agradecimientos
    "No os podéis imaginar el alto honor que es para mí el ser nombrado Hijo Predilecto de mi ciudad". Estas fueron las primeras palabras del autor tras recibir la distinción de mano de la alcaldesa de la ciudad, María Salomé Arroyo, y ante los aplausos de un público entregado que llenó el aforo del Carmen.
    "Me vais a permitir que en primer lugar, mi primer recuerdo sea para mis padres, pienso que desde donde estén se sentirán orgullosos". De este modo comenzó Evaristo una tanda de agradecimientos para sus seres más cercanos e influyentes en su carrera profesional y personal, dando las gracias de manera especial a su hermana Remeditos y a su cuñado Paco Díaz. Asimismo, tuvo palabras de gratitud por su apoyo incondicional a su esposa. "Lo más importante que me ha pasado en mi vida ha sido conocer a mi esposa, es lo que más quiero en mi vida, ella con su amor y con mucha paciencia ha sabido estar junto al artista".
    Rememoró el homenajeado sus comienzos en la Escuela de Pintores veleña de Juan Morcillo y su llegada a Madrid en un camión de verduras así como el apoyo de la galería de Rafael Macarrón en sus duros comienzos. Destacó el cambio que supuso en su vida el Premio Blanco y Negro, que le ayudó "a ser conocido fuera de Málaga".

    Clausura
    El acto fue cerrado por la alcaldesa de la ciudad, María Salomé Arroyo quien insistió en que el pintor era "profeta en su tierra". "Dicen que nadie es profeta en su tierra y Evaristo lo es desde hace muchos años, se puso de manifiesto cuando hace años se le puso una calle con su nombre". Arroyo preguntó a los asistentes si se "podía llegar a ser más grande aún". "En realidad, es Vélez-Málaga la que se alza con orgullo para proclamar a los cuatro vientos que cuenta entre sus vecinos con tan ilustrísimo vecino", concluyó la regidora el acto de nombramiento acordado por unanimidad plenaria el pasado mes de noviembre.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.