Peligra la pradera marina de poseidonia de la zona de Maro

- Publicidad -
  • De alerta roja. Así califica la Plataforma en Defensa de las Praderas Marinas de Poseidonia de Málaga la situación que vive esta especie vegetal endémica del mar Mediterráneo en la zona de los fondos marinos del paraje natural Maro Cerro-Gordo. Lo peor es que no es la primera vez que este colectivo, integrado por submarinistas y ecologistas de la comarca de la Axarquía, alzan su voz para lanzar un SOS.
    Según un interesante artículo publicado en Sur, la superficie de praderas marinas -zostera marina o praderas de Poseidonia-, se ha reducido de forma “drástica y muy dramática” en los últimos cinco años, y especialmente tras la riada que provocó graves daños en Nerja el pasado 21 de septiembre de 2007.
    Según señalan miembros de la Plataforma, los ríos arrastraron de todo hasta el mar y sepultaron muchos metros cuadrados de praderas, en la zona del paraje natural de Maro. En El Molino de Papel fue increíble. Encontramos de todo, lavadoras, postes de la luz… Es impresionante. Y lo peor es que la Junta de Andalucía nos ha dicho que no se nos ocurra llevar a cabo ninguna limpieza, que eso se tiene que recuperar por sí solo.
    Las praderas marinas de Maro constituyen uno de los ecosistemas más ricos y variados de la costa malagueña, y sólo quedan pequeñas porciones de esta especie vegetal en el entorno de La Caleta de Vélez-Málaga y en Marbella. Este ecosistema es el refugio de todos los alevines, lugar de desove, y zona de cría para muchas especies marinas adultas. Además, produce los ejemplares que se desplazarán después mar adentro.
    Para tratar de alertar del peligro de desaparición que corren estas praderas marinas -auténticos bosques bajo el fondo-, hace unos años se constituyó una plataforma en su defensa. De hecho, es tal “el punto de desesperación” de esta asociación por la situación en la que se encuentra el paraje marino de Maro que llegaron a escribir sendas cartas a la Reina Sofía y al Papa Benedicto XVI.
    Por su parte, fuentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente explicaron a SUR que no tenían constancia de estas denuncias de los submarinistas en la Axarquía, pero destacaron los «esfuerzos» de la Junta de Andalucía para tratar de luchar contra la pesca ilegal con barcos de arrastre. Así, recordaron la instalación de varios arrecifes artificiales con bloques de hormigón.
    No obstante, la “dramática” situación que viven las praderas marinas del paraje natural de Maro-Cerro Gordo tiene una “difícil solución”, sobre todo si desde la Junta no se ponen los medios y esfuerzos. Esto es lo que opina el submarinista Bernabé Jorge, quien con el apoyo del Ayuntamiento de Nerja ha presentado en los últimos años varias propuestas a la Delegación Provincial de Medio Ambiente para llevar a cabo tareas de repoblación.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.