Avanzan las obras de restauración del Acueducto de El Aguila, en Maro

71
- Publicidad -
  • Avanzan a buen ritmo las obras de rehabilitación integral y puesta en valor del Acueducto del Águila de Nerja, un monumento que data de 1880 y que está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía. Con una inversión prevista de 537.758 euros, que son financiados en un 70% por la Consejería de Turismo, con cargo a la Iniciativa de Turismo Sostenible (ITS) de la Axarquía, y en un 30% por el Ayuntamiento nerjeño, se trata de la actuación más ambiciosa y de mayor presupuesto de las dieciocho previstas dentro de la primera anualidad de este plan, que persigue el objetivo básico de impulsar y mejorar la oferta turística de la comarca más oriental de la provincia. La empresa adjudicataria de los trabajos, Hermanos Campano S. L., de Málaga capital es la adjudicataria y tiene un plazo de diez meses.
    El acueducto, situado entre Nerja y Maro, y que salva el desnivel del llamado Barranco de la Coladilla. Esta impresionante estructura de ladrillo visto fue construida a finales del siglo XIX para abastecer de agua al Ingenio de Maro y a la vega de Tetuán, bajo un proyecto y la dirección de obra del maestro arquitecto local Francisco Cantarero.
    La obra consta de cuatro pisos de arcadas de ladrillo con 38 arcos superpuestos. La fachada estaba decorada con una galería de ciegos, arcos de herradura en el estilo de Mudéjar.

    Acueducto
    El acueducto también cuenta con templetes de entrada en la planta superior y un templete central con la inscripción “ pura y Limpia Concepción”. El acueducto se construyó inicialmente para suministrar agua a la azucarera que había cerca, o fábrica de azúcar San Joaquín, la existencia de una tradición de las plantaciones de caña de azúcar y la construcción de molinos de caña de azúcar desde el siglo XVI. La fábrica está cerrada desde hace mucho tiempo, pero el acueducto sigue siendo utilizado para el riego comunal local. A la altura del punto kilométrico 294,900 de la carretera nacional 340, hoy sustituida por la autovía que discurre al norte, no suele ser extraño encontrar a algún que otro turista fotografiando este acueducto conocido como Puente del Águila por los vecinos de Maro.
    El viaducto, con el que la carretera salva el barranco de Maro es el lugar ideal para la observación de esta obra de ingeniería sobre la que el interesado suele preguntarse su origen y al que se le atribuyen antecedentes romanos, quizás a la vista de los arcos de medio punto de su estructura.
    La aparición durante la obra de revestimiento histórico, textos y leyendas, ha dado lugar a la modificación del Proyecto de Ejecución. Por documentos se sabe de la existencia de una portada en el extemo Este, hoy desaparecida que era igual a la que existe en el extremo Oeste del canal y se piensa en su reconstrucción. Faltaría la iluminación del monumento.

  • - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre