Adicción: enfermedad mental

118
  • La adicción es una enfermedad mental crónica y progresiva –declarada como tal por la OMS en 1952- caracterizada por la compulsión y falta de autocontrol. El consumo de sustancias psicoactivas produce cambios en la estructura cerebral, afectando a las neuronas. El hecho de que sea crónica solo implica que hay que aprender a vivir en abstinencia, en lo cual consiste el tratamiento de recuperación para esta enfermedad.

    Instituto Castelao es una entidad de sanidad privada con más de 17 años de experiencia en este sector. Su equipo multidisciplinar lo forman desde médicos y psiquiatra hasta monitores y terapeutas que acompañan al paciente durante todo el proceso de recuperación.

    ¿Qué cambios se producen en el cerebro?

  • El consumo de drogas genera cambios importantes en la estructura cerebral: las sustancias psicoactivas inundan el circuito de recompensa del cerebro con un exceso de dopamina. Este sistema controla la habilidad del cuerpo de sentir placer y motiva a la persona a repetir comportamientos placenteros –como comer, pasar tiempo con amigos, tener sexo o consumir drogas-.

    El centro de adicciones en Málaga de Instituto Castelao pone al alcance de la mayoría un tratamiento de recuperación con un 100% de pacientes desintoxicados y más de un 85% de recuperados.

    A largo plazo, el consumo de drogas afecta a funciones como el aprendizaje, la memoria, la capacidad de tomar decisiones, el estrés, el criterio y/o el comportamiento.

    Las áreas del cerebro afectadas por el consumo de drogas son el tallo cerebral, que controla las funciones básicas vitales como la frecuencia cardíaca, la respiración y el sueño. La corteza cerebral, que procesa la información de nuestros sentidos y nos permite ver, sentir, oír y saborear; pensar, planificar, resolver problemas y tomar decisiones. El sistema límbico, que contiene el circuito de recompensas del cerebro, regula nuestra capacidad de sentir placer y la percepción de emociones.

    Tratamiento de recuperación

    El tratamiento de recuperación de adicciones más eficaz es el basado en terapias cognitivo conductuales, en las que se trabajan las actitudes y comportamientos del paciente. Esta terapia se centra en los pensamientos de la persona, en la intervención sobre la parte mental y en los esquemas cognitivos a partir de los cuales el paciente interpreta la realidad. Se exploran las creencias y conductas desadaptativas, la falta de habilidades sociales, y en general, distorsiones cognitivas. Por otro lado en el tratamiento de recuperación se potencia el crecimiento interior, que facilita el autoconocimiento de cada cual.

    El objetivo último del tratamiento es recuperarse de la adicción, es decir, no volver a consumir. Para lograr esta meta a largo plazo, el programa empieza trabajando metas a corto plazo como:

    -Ayudar al adicto y a su familia a entender la enfermedad de la adicción y sus consecuencias. Asimilando que se trata de una enfermedad como pueden serlo la diabetes o las alergias.

    -Ayudar al paciente a admitir que necesita ayuda o a pedirla y convencerse de que podrá vivir una vida plena sin consumir.

    -Ayudar al paciente a identificar las conductas que debe cambiar para convivir con la enfermedad de forma constructiva y no destructiva.

    -Potenciar el desarrollo de un estilo de vida saludable tanto física como mentalmente hablando.

    -Estructurar una red de apoyo continuo para las personas en recuperación

    El desarrollo del tratamiento de recuperación consta generalmente de cuatro fases:

    -Desintoxicación

    -Deshabituación

    -Rehabilitación

    -Reinserción

    A grandes rasgos, la desintoxicación es el proceso médico que evita el síndrome de abstinencia con la ayuda de medicación; la deshabituación es trabajar el hábito de vivir sin consumir; la rehabilitación es el proceso terapéutico que enseña a cambiar pensamientos, actitudes y comportamientos para ser feliz sin sustancia; y la reinserción es volver a vivir una vida plena estableciendo una rutina de vida saludable en todos los ámbitos.

    Algunas claves en el tratamiento de recuperación de adicciones son: trabajar la orientación conductual, seguimiento médico para controlar el síndrome de abstinencia, evaluación y tratamiento de problemas concurrentes de salud mental como depresión, ansiedad u otros trastornos comórbidos, seguimiento a largo plazo para evitar recaídas, y lograr así vivir una vida plena alejados del consumo.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre