Un viaje por los pueblos blancos de la Alpujarra

148
  • Situadas al sur de los gigantescos montes Mulhacén y Veleta, la Alpujarra tuvo durante cientos de años la fama de ser invencible. Romanos, árabes, españoles e incluso los franceses, intentaron conquistarla, pero solo los musulmanes consiguieron mantenerse en la Alpujarra durante un largo período. Hasta el siglo XVI fueron ellos los dueños de la región alpina. Después, esta bonita zona cayó en el olvido, hasta que los viajeros de la época romántica la volvieron a descubrir. Sus tradiciones y costumbres se han conservado hasta hoy.
    Al sureste de Granada se halla la ruta por los últimos enclaves árabes, entre Sierra Nevada y las Sierras de Lújar y de Contraviesa. Paisajes montañosos, pintorescos pueblos blancos y profundos valles y barrancos, dominan una amplia parte del trayecto entre el balneario de Lanjarón y el Puerto de la Ragua, a 2000 metros.

    Recorrido
    Esta ruta puede continuarse por Guadix, con sus características casas cuevas, volviendo después a Granada; o bien seguir hacia Almería, pasando por Ohanes.
    Desde Granada, pasando por el balneario de Lanjarón, se llega a los pueblos blancos de la Alpujarra. El camino continúa por la cumbre Puerta de la Ragua, siguiendo por La Calahorra hasta Guadix, para, finalmente, volver a Granada.

  • Paisajes y recintos naturales
    La belleza paisajística es abrumadora, caracterizada por montañas escarpadas, valles, torrentes y desfiladeros. Su atracción turística es evidente, ya que numerosas personas de toda Andalucía y el resto de España eligen estos entornos para disfrutar de unos días de asueto.
    La joya es, sin duda alguna, el relieve de Sierra Nevada, Parque Nacional lleno de lagunas y glaciares. En esta sierra está el monte más alto de la Península, el Mulhácen (3.482 m).
    El recorrido discurre desde Granada por Lanjarón, Capileira, Trevélez, Mecina Bombarón, Puerto de la Ragua, La Calahorra o Guadix, entre otros. Si tomamos el itinerario alternativo por Almería, encontramos enclaves como Ohanes, Alhama de Almería o Los Millares. En definitiva, se trata de una experiencia única por los típicos ‘pueblos blancos’ de la tierra andaluza, con evidente influencia andalusí.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre