Secuestra a su jefe tras ser despedido y lo lleva en coche desde Canillas de Aceituno a Alicante

314
Policía Nacional. /ARCHIVO.
Policía Nacional. /ARCHIVO.
  • Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a un hombre de 30 años por los delitos de detención ilegal, lesiones graves y atentado a agente de la autoridad. Los hechos se produjeron en la comarca de la Axarquía, cuando el empresario comunicó al arrestado su despido.

    Tras finalizar la jornada laboral se marcharon juntos en un vehículo, momento que aprovechó el extrabajador para agredirle y retenerle contra su voluntad, conduciéndolo en el turismo hasta una gasolinera de la localidad levantina de Villajoyosa, donde pudo huir y pedir ayuda.

    El suceso se inició en la localidad malagueña de Canillas de Aceituno, donde el autor trabajaba de peón agrario en la empresa de la víctima. El incidente se desencadenó cuando el empresario comunicó a su agresor que no podía continuar en su puesto de trabajo porque estaba despedido, ha indicado la Policía Nacional en un comunicado.

  • Momentos después, el empleado solicitó a su ya exjefe que le hiciera el favor de acercarle a su domicilio, ya que portaba una moto sierra y pesaba mucho, a lo que la víctima aceptó llevarlo con su vehículo particular. Durante el trayecto, en un momento dado y de forma muy violenta y sorpresiva, el agresor ordenó detener el vehículo que conducía la víctima, comenzando a golpearle fuertemente por todo el cuerpo, consiguiendo sacarlo del turismo para ponerse a los mandos del mismo y circular rumbo a la autovía, dirección Alicante.

    Una vez en la provincia de Alicante, en una estación de servicio a la altura de la localidad de Villajoyosa, el autor solicitó dinero en efectivo a la víctima para repostar y comprar una botella de agua. Dicho momento de distracción fue aprovechado por el empresario para conseguir huir del lugar, utilizando una llave de repuesto del vehículo que tenía en la guantera.

    La víctima logró arrancar el coche y llegar a Benidorm donde solicitó ayuda en una estación de servicio. Rápidamente, se personaron varias dotaciones policiales y una ambulancia para auxiliar a la víctima, que presentaba el rostro amoratado y ensangrentado.

    El empresario relató a los agentes todo lo acontecido, dando una descripción detallada del autor de los hechos y de la última ubicación del mismo. Finalmente, los indicativos policiales lograron localizarlo y detenerlo, imputándole un delito de detención ilegal, lesiones graves y atentado a agente de la autoridad.

    Entre las pertenencias del arrestado se encontraba una mochila donde portaba dos armas blancas, un cuchillo de caza y una navaja plegable, las cuales fueron aprehendidas. El detenido, de 30 años, fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de la localidad de Villajoyosa.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre