Llegan los nervios de Selectividad en medio de un futuro laboral incierto

114
  • Tensión a flor de piel, altas dosis de ansiedad previa, carreras desaforadas para llegar a tiempo, risas y carcajadas nerviosas. Son síntomas inequívocos que atacan al estudiante en su línea de flotación: los estudios. Llega la Selectividad y el cambio en el jovial estudiante es sustancial. El carácter se agria paralelamente a la cercanía de los temibles exámenes. La reacción juvenil a la prueba académica es prácticamente un calco, nadie -o casi nadie- se libra del agobio de última hora y de los quebraderos de cabeza previos al aluvión de exámenes. “Estoy muy nervioso, en mi casa estarán hartos, es que el ansia…”, comenta Javi Recio nada más acabar el primer examen, de Lengua Española y Literatura. Alberto González estaba “atacado” los días previos ante la responsabilidad de su futuro, máxime con asignaturas como Matemáticas o Física, “que me han costado bastante”. La nota de corte vuelve a ser el juez absoluto de cada joven estudiante. Por ella, algunos como Tatiana Mérida, de Comares, afirma que “no he pegado ojo”. No es la única que sufre de insomnio. José Miguel Campos arroja un poco de cordura al asunto. “Nervios siempre hay, pero si se lleva bien preparado no tiene porque haberlos”.
    La sede de la PAUU 2011 en la comarca es el IES María Zambrano de Torre del Mar, que revelaba una febril actividad desde primera hora de la mañana de ayer martes, fecha oficial de comienzo de los exámenes en Andalucía. Se dan cita en el IES María Zambrano cientos de estudiantes de nueve centros de enseñanza de la comarca de la Axarquia. Son los siguientes: IES Miraya del Mar (Torre del Mar), IES Almenara (Vélez-Málaga), IES Jorge Guillén (Torrox), IES María Zambrano (Torre del Mar), IES Sierra Almijara (Cómpeta), IES Alta Axarquía (Periana), IES Reyes Católicos (Vélez-Málaga), IES El Chaparil (Nerja) e IES Juan de la Cierva (Vélez-Málaga).

    Materias ‘hueso’
    Bancos, escalones y demás recovecos del centro se convierten en punto de encuentro para desguazar con frenesí los últimos datos, las últimas fórmulas y conceptos. Casi como si de un movimiento social se tratase, los jóvenes daban los repasos finales a Historia, Filosofía, Inglés, Biología o Matemáticas, una de las materias más temidas por el cuerpo estudiantil. “Cada una tiene lo suyo, pero las Matemáticas son duras”, comenta José Antonio Cobos, mientras que su compañero Jimmy Gutiérrez, que quiere estudiar Medicina, lo lleva peor con asignaturas de contenidos más densos. “Historia y Lengua cuestan más, hay que memorizar mucho”.

    Futuro académico
    En cuanto a la definición del futuro, no existe homogeneidad en la elección de la Carrera Universitaria. Ingenierías, Derecho, Magisterio y ramas de la Sanidad como Medicina o Enfermería son las opciones más demandadas entre los futuros universitarios. Estos últimos son los casos de Tatiana Mérida y Jimmy Gutiérrez, futuribles profesionales del sector de la Salud. Otros aún cavilan su decisión, como Sonia Rodríguez, a la que le gustan “Informática y Derecho”, aunque “no lo tengo todavía claro”.

  • Los profesores
    En la otra cara de la moneda están los docentes, aquellos profesores que durante el año han enfatizado la preparación del alumno para Selectividad y que, a juzgar por los minutos finales, denotan casi más nerviosismo que los propios alumnos. “Todo el año va en función de la Selectividad, los temarios se ajustan a la prueba”, afirma Pablo Villar, del IES Juan de la Cierva, que revela que “los comentarios de texto de Lengua les resultan más fáciles, pero las ciencias y matemáticas les cuesta más”. El porcentaje de aprobados por clase ronda el 90%, un dato esperanzador que “se ha estabilizado” en los últimos años. Cristina Madrid, que imparte Historia de España, reconoce que “son muchos temas, pero el que estudia no tiene ningún problema”. Según los datos que maneja el estamento docente, en torno al 85% de jóvenes acceden a la Universidad. Además, en los últimos años se adivina un nuevo comportamiento: ha aumentado el número de matriculados en 2º de Bachillerato. “Pueden ser jóvenes que abandonaron los estudios y deciden volver del ámbito laboral por la situación de crisis”, puntualiza Cristina Madrid. También la recesión hace mella en el segmento educativo.

    Málaga
    6.653 estudiantes malagueños comenzaron ayer la Selectividad, procedentes de los centros de Bachillerato de la provincia y de los Ciclos Formativos Superiores. Un año más, la cifra de alumnos vuelve a incrementarse. Según la UMA, en esta ocasión aumenta un 20% con respecto al año pasado, el primero en el que tuvieron que enfrentarse a la nueva Prueba de Aptitud para Acceso a la Universidad (PAAU), que consta de dos partes (una obligatoria y otra opcional para aquellos que quieran subir nota).

    Opiniones de los Estudiantes:
    AlbertoGonzález
    “El examen de Lengua me ha salido más o menos bien. Estoy muy atacado, sobre todo el día antes tengo muchos nervios. Las que más me han costado son Matemáticas y Física. Quiero hacer alguna Ingeniería, pero tengo que esperar a ver como me sale la Selectividad”

    José Antonio Cobos
    “Estoy de los nervios, el día antes y los demás también, sin parar de estudiar ni un rato. En realidad todas tienen su dificultad, Lengua e Historia son de memorizar, pero Matemáticas y Física son distintas, pero también son duras. Me gustaría hacer Matemáticas, siempre lo difícil”

    Tatiana Mérida
    “Me he puesto nerviosa los últimos días, no he podido dormir apenas. Es que hay asignaturas como Matemáticas, Filosofía y Lengua que hay que memorizar y en las que hay que pensar bastante, se me han hecho largas. En el futuro quiero hacer Enfermería, es vocacional”

    David Recio
    “Estoy muy nervioso, pero he estudiado bastante y al final era más fácil de lo esperado. No veas en mi casa con los nervios y el ansia, no se puede. La que más me cuesta es Filosofía, y también Física. Quiero hacer Ingeniería Espacial, pero hay que esperar a la nota”

    Irene Guirado
    “Estoy más tranquila de lo que debería, la hora antes llegan los nervios. Las que más me cuestan son Filosofía y Economía. Música, al estar en el Conservatorio desde pequeña, es más fácil. Quiero hacer el Superior de Piano y compaginarlo con Magisterio”

    José Antonio Palacios
    “Llevo toda la semana bastante tranquilo. Se tienen dudas, pero nerviosismo no. Quiero acabar cuanto antes, esa es la filosofía. La asignatura más dura es Filosofía, me resultan más fáciles Lengua y Matemáticas. Quiero dedicarme a la Ingeniería Informática”

    Sara Antúnez
    “Estoy bastante tranquila, no tengo nervios. O apruebo o suspendo, lo que sea será, me queda septiembre. Las asignaturas más duras son Biología y Lengua, que hay que memorizar mucho. Inglés y Química me resultaron más fáciles. Quiero hacer Ciencias Ambientales”

    José Miguel Campos
    “La llevo bien, he estado varias semanas estudiando. Nervios siempre hay, es algo nuevo, pero si se lleva bien preparado no hay que preocuparse ni que ponerse nervioso. Las más complicadas son Biología e Inglés. En el futuro quiero hacer Derecho, desde siempre me ha gustado y es lo que quiero hacer”

    Sonia Rodríguez
    “Estoy bien, un poco nerviosa, pero bien. Ya estuve el año pasado y sé más o menos como va. Lo que más me cuesta es Inglés. Si todo sale bien, espero hacer Derecho, aunque también me gusta Informática, es interesante. Depende un poco de la nota de corte”

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre