La familia de El Yate, 17 años con el mejor pescado de la bahía

161
- Publicidad -
  • El nombre de El Yate está estrechamente ligado a Torre del Mar y su atractivo turístico. Cuantos visitantes provenientes de todos los rincones de España han pasado por uno de los establecimientos de hostelería veteranos de nuestro municipio y perdura en su memoria la impecable imagen de la buena gastronomía. El delicioso ‘pescaíto frito’, las suculentas carnes a la brasa, servicio personalizado… todos estos activos ha convertido la Marisquería El Yate, negocio de creación familiar, en un enclave muy querido por vecinos y veraneantes. No es raro que cuando se cuestiona a alguien de fuera por su grado de conocimiento de Vélez-Málaga o Torre del Mar incluya en su respuesta una referencia a El Yate.
    Son nada menos que 17 años a sus espaldas, casi dos décadas sirviendo a miles de clientes y dando muestra de su decidida apuesta por ofrecer lo mejor, en pescado presco, mariscos y, de unos años a esta parte, en el sector de la carne. “La mayoría de la gente ya nos conoce, tanto de esta zona como de fuera”, afirma certeramente Rafael Martín, propietario del establecimiento.

    Delicias de la bahía
    En calle Saladero Viejo de Torre del Mar encontramos un lugar de contrastado prestigio para degustar la extensa variedad de pescado y mariscos de la Costa del Sol. Boquerones, rosada, jibia, araña, bacalao, gambas -en sus múltiples variedades-… ¡se hace la boca agua! Por no decir la estupenda relación de pescado fresco: besugo, voraces, breca, herrera, lubina, dorada… En el segmento de los mariscos encontramos bogavante, langostas, buey de mar o centollos, a lo que hay que añadir las almejas de carril u ostras.
    “Poco a poco nos vamos haciendo un nombre”, indica Rafael, que reconoce que “los fines de semana vienen personas de Córdoba, Jaén, Sevilla o Granada”, e, incide, “muchísima gente”, que “deja de ser clientela, más bien son amigos”.

  • Ricas carnes
    “Es un complemento más para este negocio, puedes comerte desde una paletilla de ternero lechal hasta un chuletón de buey de Ávila, pasando por el osobuco, chuletas de cerdo ibérico, entrecot de ternera blanca y roja…”. La filosofía es clara: “Aquí apostamos por la buena amistad, entre los trabajadores y con los que acuden a El Yate”.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre