Andalucía impulsa 120 acuerdos de negocio sobre soluciones innovadoras de lucha contra la pandemia

250
  • La Plataforma Andaluza para la Recepción, Identificación, Análisis y Transferencia de Capacidades y Soluciones de Innovación para la lucha contra el Covid-19 (PLAnd Covid-19) cumple el próximo 6 de abril su primer año de funcionamiento desde que fuera puesta en marcha en plena pandemia. Ideada por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), ha permitido en este tiempo la formalización de 120 acuerdos de negocio e investigación suscritos por 55 entidades registradas en la herramienta. El 89% de ellas son empresas, mientras que el resto son centros y grupos de investigación (4), centros tecnológicos (1) y asociaciones empresariales y clústers (1).

    A lo largo de este primer año de funcionamiento, la herramienta ha ayudado a poner en contacto oferta con demanda, especialmente durante sus primeros meses de vida cuando, coincidiendo con el momento más duro de la pandemia, el sistema sanitario andaluz necesitaba de soluciones urgentes que dieran respuesta inmediata a la escasez de material y equipamiento.

    En aquellos primeros meses, la plataforma permitió, con éxito, estrechar vínculos entre la iniciativa pública y la privada, y apenas 24 horas después de su presentación, y del llamamiento urgente realizado por la propia administración de Junta de Andalucía, la herramienta ya registraba 80 perfiles.

  • Actualmente, hay contabilizadas 512 capacidades y soluciones innovadoras, de las que 440 corresponden a empresas, 28 a grupos de investigación, 12 a centros de investigación, seis a centros tecnológicos, seis a asociaciones empresariales y cluster, y 20 a otro tipo de entidades.

    Una de las primeras actuaciones para las que resultó de utilidad la plataforma fue para poner en contacto al sector comercial con 25 empresas andaluzas que producían equipos de protección individual (EPIs), tan necesarios en aquel momento para el personal de hospitales y UCIs. Igualmente, otro elemento altamente demandado por los sistemas sanitarios y aquejado de una gran escasez a nivel mundial fueron las mascarillas en sus distintas variantes (quirúrgicas, FFP2 y FFP3).

    En aquel momento, la firma sevillana Noruco, una de las primeras entidades en registrarse en la plataforma  PLAnd COVID-19, estaba especializada en la fabricación de endoscopios rígidos, actividad que venía desempeñando desde hacía una década y con la que había conseguido posiciones de liderazgo en el mercado español e internacional. Sin embargo, en plena pandemia y ante la necesidad imperante de este tipo de material sanitario, esta empresa decidió diversificarse implantando nuevas líneas de negocio orientadas a la producción de distintos tipos de mascarillas y EPIs. Gracias a su identificación mediante la plataforma, y al asesoramiento de Transformación Económica, a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento, Noruco suscribió un acuerdo con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para el suministro de cuatro millones de mascarillas a la Administración andaluza.

    La diversificación hacia esta nueva actividad permitió a la empresa triplicar su plantilla, llegando a fabricar once millones de mascarillas al mes.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre