Crece la tendencia de irse al campo a vivir en todo el territorio nacional

177
Crece la tendencia de irse al campo a vivir en todo el territorio nacional
Crece la tendencia de irse al campo a vivir en todo el territorio nacional.
  • Es una tendencia generalizada que las búsquedas de casas, terrenos y fincas fuera de las ciudades crece en todas las provincias españolas. Una norma que empezaba a hacerse fuerte a finales del 2018 y que con el confinamiento se ha visto impulsada con gran fuerza

    Posiblemente, el lector que está leyendo este artículo sea uno de los que, enclaustrado en su pequeño apartamento del centro durante el periodo de cuarentena, ha deseado tener una casa con jardín para pasear y respirar aire libre o una finca en el campo donde respirar aire limpio y fresco. No es el único, esta sensación ha invadido a un buen número de ciudadanos que, ahora más que nunca, siente un deseo irrefrenable por adquirir una vivienda en las afueras de la ciudad, lejos del temor a quedar nuevamente encerrado entre cuatro paredes.

    Las estadísticas confirman de forma abrumadora esta tendencia. Como ejemplo, se puede hacer referencia a la bajada de búsquedas de inmuebles dentro de las capitales de provincia, 38,8 % del total de búsquedas comparadas con el 44,1 % en el mismo periodo anterior al confinamiento.

  • Ventajas y comodidades de vivir en el medio rural

    Innumerables son los beneficios que las personas consiguen cuando se trasladan a un medio rural a vivir. El primero de ellos es el aumento de calidad de vida, que viene aparejado a un incremento de lasalud, la bajada en los niveles de estrés, una alimentación más sana y la respiración de un aire más limpio.

    Como norma general, se suele pensar en inconvenientes, como la falta de centros comerciales, de lugares para el ocio, colegios y centros de salud. Pero estas carencias no son reales más que en aquellos entornos poblacionales muy alejados, no ocurre en la inmensa mayoría de los pueblos.

    En cualquier caso, está claro que quien toma la decisión de venir a las zonas rurales tiene que tener muy claro que va a ser un cambio notable en comparación con la vida en la ciudad. Un cambio considerado positivo por todos aquellos que ya dieron el paso.

    Las ventajas más relevantes son la salud y la mejora de la calidad de vida, como ya se ha indicado, pero los pequeños detalles son los que dan la alegría de vivir en un entorno natural. Los paseos nocturnos para observar las estrellas, no tener problemas para aparcar, todo un mundo de naturaleza y belleza por descubrir todos los días, fruta, verduras y hortalizas frescas al alcance de la mano, el olor a tierra mojada cuando llueve, el silencio de la falta de tráfico…

    Elegir un lugar, elegir Málaga

    Afortunadamente, ahora es fácil volver al campo, los pueblos reciben con los brazos abiertos a todos aquellos que deciden abandonar las ciudades para vivir mejor. Málaga es de esos lugares que ofrecen un espacio inmejorable para vivir, limpio y acogedor, barato y con un sinfín de posibilidades.

    En estos momentos, la compraventa de fincas rústicas en Málaga está sintiendo un importante movimiento en su actividad. Ya sea para alquilar, como lugar de vacaciones, para comprar o con la fórmula de permuta, los portales inmobiliarios como Inmocampo, líderes del sector, están experimentando de forma intensa el despertar por el interés de vivir en el campo.

    Según estos expertos en la compraventa de inmuebles en Málaga, este es el mejor momento para hacerse con una vivienda en el entorno rural, ya que la tendencia seguirá creciendo y los precios todavía se mantienen estables.

    Comprar una finca en los campos de la provincia malagueña asegura sustento y libertad de movimiento ante la aparición de nuevas pandemias. Es una inversión muy rentable ante el previsible aumento de los precios cuando siga creciendo la demanda de tierras y fincas por parte de urbanitas que salen huyendo de ciudades contaminadas, caras y masificadas.

    ¿Cuáles son las ventajas al adquirir una finca rústica en Málaga?

    El primero de los motivos es que la relación metros con el coste es muchísimo menor. Sus precios se mantienen estables durante los periodos de crisis, esto quiere decir que no les afecta en la misma proporción que afecta al suelo urbano, que sí viven en una constante debacle y hay mucha inseguridad en el sector.

    El balance de los precios se ve con claridad. Por ejemplo, ahora está claro que va a dar un aumento en la misma proporción que siga creciendo el interés de los ciudadanos por estos espacios.

    Como se ha comentado, este suelo está sometido a una menor especulación, por lo que se genera una mayor confianza y estabilidad basadas en la compra de un inmueble en el que el precio es el verdadero valor que marca el mercado.

    Hay que saber que las tierras dedicadas al cultivo de secano son las que más se van a revalorizar con el paso del tiempo. Por otro lado, son las más abundantes y baratas en España. No hay mejor oportunidad de negocio si la idea es arreglarla y alquilarla para el turismo rural, ya que es un sector en pleno auge. Cada vez más gente quiere, aunque sea momentáneamente, alejarse de la presión de las ciudades.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here