Canillas de Albaida invita a los visitantes a vivir experiencias entre montañas, a querer impregnarse de tradición y cultura

339
  • Canillas de Albaida es uno de los municipios más pequeños de la Axarquía. Cuenta con casi 1000 habitantes pero lo curioso es que, debido a su hospitalidad y a su indiscutible encanto, cuenta con una significativa población de residentes extranjeros. Muchos de ellos fueron de visita, y tras conocer el pueblo y su entorno decidieron quedarse. De ahí que este año la campaña que llevan a FITUR se denomine: “Me encanta Canillas de Albaida; I love Canillas de Albaida”. Es tal la sinergia que existe entre los vecinos y vecinas de la localidad, que las actividades, fiestas y eventos siempre se han a conocer en español y en inglés. Antes de ver el vídeo promocional, el alcalde, Jorge Martín lo ha descrito.
    “Nos encontramos en la zona más oriental de la provincia de Málaga, en la que se confunden deliciosamente, cultura y tradición, con la naturaleza de interior. Tenemos sierras y paisajes de impresión, una herencia artística y gastronómica envidiable, rodeados de espacios naturales que constituyen nuestros principales valores”, ha descrito el regidor quien ha explicado que el pueblo es conocido como “La Perla de la Axarquía por la inmaculada blancura de sus fachadas que contrasta con el verdor de su entorno natural”. “Es un paraíso entre montañas”, ha agregado.
    El pueblo está enclavado en el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama. Es el punto de partida de numerosas rutas senderistas, incluyendo la Gran Senda de Málaga, que transcurre por nuestra calzada y puente romano”, ha explicado el alcalde. El Paraje de Las Cuestas es una calzada serpenteante de origen romana – existen dos, una que desciende al pueblo y otra al Cerrillo. Hay numerosos puntos de interés en sus rutas , que merecen la pena ser visitados como son:la Fábrica de la Luz donde se encuentra la Cueva de las Piletas. También están la Cueva del Agua y la Cueva del Conejo, que son más grandes y conocidas.
    Durante las rutas, los senderistas podrán contemplar paisajes de vides, olivos, almendros, aguacates o mangos. Además del puente y la calzada romana se recomienda conocer la iglesia de Nuestra Señora de la Expectación levantada sobre una mezquita entre los siglos XVI y XVII, y las ermitas de San Antón y Santa Ana, de estilo mudéjar.
    Sobre su entramado urbano de origen romano y morisco, Martín ha explicado que “está configurado por calles estrechas y sinuosas, ofreciendo al visitante una amplia oferta gastronómica y hotelera.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here