Un total de 51 mujeres y menores víctimas de violencia de género participarán en Navidad en el programa Vacacionantes en Málaga

597
  • Un total de 51 personas en Málaga, 24 mujeres y 27 menores y/o dependientes a su cargo, que están acogidas en el Servicio Integral de Atención y Acogida a Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), disfrutarán estas Navidades de unas vacaciones divertidas y libres de violencia machista a través del programa Vacacionantes desde el 20 de diciembre hasta el 7 de enero. Se trata de 10 personas más, tres mujeres y siete hijas e hijos, lo que supone un incremento del 24,39% con respecto al mismo periodo de 2018. Desde 1999, fecha en la que se puso en marcha este servicio, más de 50.000 mujeres y personas a su cargo han disfrutado de estas actividades lúdicas y educativas en toda Andalucía.

    En el conjunto de la comunidad participarán en el programa 399 personas, 203 mujeres y 196 menores y/o dependientes a su cargo, un 31,25% más que en 2018. Por provincias estarán en las actividades previstas: 73 personas en Sevilla, 66 en Granada, 58 en Jaén, 53 en Cádiz, 51 en Málaga, 35 en Almería, 32 en Córdoba y 31 en Huelva.

    La asesora de programa del IAM en Málaga, María Encarnación Santiago, ha señalado que “esta iniciativa, impulsada en la red de centros de acogida gestionada por la empresa Agise, tiene como objetivo principal ofrecer a estas personas, que se encuentran alejadas de su localidad de origen por motivos de seguridad, un entorno afectivo y normalizado para que puedan disfrutar de las vacaciones, especialmente a los menores de edad”. De esta manera, se les brinda la oportunidad de desarrollar su creatividad y afectividad a través del desarrollo de actividades tanto dentro como fuera de los recursos de acogida. El programa Vacacionantes se desarrolla durante los periodos vacacionales de Navidad y verano.

  • Santiago ha destacado que “el programa, que ha cumplido este año su vigésima edición, apuesta por una intervención socioeducativa y una educación en valores como mejor herramienta para reforzar la autonomía y transformar el papel de las víctimas en el de personas activas y empoderadas”.

    Este trabajo se desarrolla a través de cuatro grandes bloques: actividades educativas que motivan el aprendizaje y desarrollan la expresión de sentimientos, siempre desde la perspectiva de la educación en valores como talleres de cocina y repostería navideña, taller de lectura, celebraciones interculturales o taller de juguetes no sexistas y no violento; actividades deportivas y cooperativas que potencian el desarrollo psicomotriz y estimulan el autoconcepto, el equilibrio y el control psicoafectivo como juegos cooperativos, campeonatos de deporte en igualdad, yoga en familia o el árbol de los buenos deseos; actividades creativas que ofrecen la posibilidad de profundizar en el conocimiento de la realidad, explorándola, aprendiendo a expresarla y expresarse como decoración navideña con materiales reciclados, amiga o amigo invisible con regalos elaborados por las personas acogidas, o taller de creación de títeres y marionetas; y actividades lúdicas que proporcionan ocasiones de diversión a las familias a la vez que colaboran con el conocimiento del nuevo lugar de residencia, la valoración del patrimonio cultural y su relación con la historia de la ciudad, además las salidas conjuntas favorecen la relación materno-filia gane en calidad como visitas a Belenes de la ciudad, taller de villancicos y música populares del mundo cinefórum navideño o la Cabalgata de Reyes Magos.

    El Servicio Integral de Atención y Acogida a Víctimas de Violencia de Género responde a un sistema coordinado de recursos cuya finalidad es ofrecer la protección y el apoyo necesarios a las mujeres, a sus hijas e hijos y/o personas dependientes a su cargo para su recuperación personal, a través de un programa de atención integral que incluye: atención psicológica, social, socioeducativa y jurídica. El trabajo, desarrollado por un equipo multidisciplinar de profesionales altamente cualificado, se dirige al empoderamiento de las mujeres atendidas, fomentando la búsqueda de su autonomía y el restablecimiento de sus derechos vulnerados por los actos de violencia contra su integridad física y emocional. “La intervención socioeducativa con las personas acogidas es vital para promover su transformación en agentes de cambio, convirtiendo su papel de víctimas en el de ciudadanos y ciudadanas activas, empoderadas, protagonistas de su propia vida y con capacidad para generar cambios sociales”, ha subrayado Santiago.

    Asimismo, la asesora de programa del IAM ha explicado que “el equipo se centra en el proceso de recuperación de las y los menores frente a las secuelas derivadas de las experiencias vividas y de su protección frente a posibles situaciones de riesgo. Entre los objetivos de atención destaca el favorecer que su vuelta a la cotidianidad tanto educativa como social y afectiva se produzca en el más breve espacio de tiempo posible. Este programa tiene especial importancia para la población infantil acogida, ya que es un espacio para crear, divertirse, aprender, compartir y conocer su nueva ciudad”.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here