El presupuesto de Empleo asciende a 1.130,9 millones, un 14,9% más de lo ejecutado en 2018

70
Rocío Blanco, en un momento de la comisión.
  • El proyecto de presupuesto de la Consejería de Empleo cuenta con 1.130,90 millones de euros. Así lo ha explicado la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, que ha detallado en comisión parlamentaria el contenido de los presupuestos de su departamento, que considera de transición en el proceso de cambio que se pondrá en marcha durante la legislatura.

    Blanco ha detallado que se trata de un presupuesto serio, riguroso y creíble, «en el que no se incluyen cifras que luego no se van a ejecutar», a diferencia de lo sucedido en 2018 cuando se dejaron de utilizar el 23,5% de los recursos disponibles (302,98 millones de euros), de los que 160,13 millones eran Fondos Estructurales de la Unión Europea. Una falta de ejecución continuada de los gobiernos anteriores, ha explicado Blanco, demostrada en el resultado de los últimos tres años, en los que se utilizaron el 71,8% de los recursos disponibles en la fase de disposiciones y un 53,3% en fase de obligaciones reconocidas. Por este motivo, el presupuesto presentado para 2019 supone un incremento del 14,9% sobre la ejecución real del anterior, 146,7 millones más.

    La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha asegurado que habrá una gestión eficiente de los recursos y que el presupuesto de 2019 contiene la obligación de cumplir con compromisos ya adquiridos. Están enfocados al desarrollo de un proyecto integral para solucionar algunas de las limitaciones que restringen la creación de empleo y la mejora de la productividad del tejido productivo.

  • Del gasto incluido en el proyecto de presupuesto, el 89,08% de los fondos presupuestados, un total de 896,84 millones de euros, se destinarán a políticas dirigidas directamente a las personas desempleadas. En concreto, a los servicios de encuadramiento y atención a la demanda de las personas en desempleo (70,4 M€), orientación profesional (89,3M€) e intermediación para el empleo (23,1 M€), y a las políticas activas de empleo como la formación profesional (240,5M€), el trabajo autónomo (41,4 M€), la economía social (7,46 M€), la mejora de la empleabilidad (31,8M€), los incentivos al empleo (82,9M€), la promoción local (160M€) o los programas dirigidos a colectivos con especiales dificultades de acceso al empleo (61,4M€), entre otros.

    El resto de los recursos irá destinado a las políticas relacionadas con la seguridad y salud laboral y las relaciones laborales (10,36% del total) y las instituciones para la gobernanza de las relaciones laborales (0,55%).

    Para elegir las mejores políticas que estimulen la empleabilidad de los andaluces y la productividad de la economía, el trabajo de la consejería se centrará en evaluar la utilidad de los actuales programas, normalizar la gestión presupuestaria mediante la justificación ordenada de las subvenciones y maximizar la utilización de los fondos recibidos del Estado y la Unión Europea, de modo que no haya que reintegrar los fondos por falta de certificación de su uso de acuerdo a la normativa vigente.

    Proyecto de mejora de la actividad del SAE

    Más de la mitad del presupuesto, 602,57 millones de euros, corresponderán al Servicio Andaluz de Empleo, que inicia una nueva etapa con el objetivo de convertirse en un servicio público de empleo ágil y eficaz para mejorar las posibilidades de acceso al mercado laboral de los andaluces. Para ello, el servicio de orientación debe convertirse en la piedra angular de los servicios de empleo, para lo que necesita más y mejor información de la oferta y demanda de empleo. Por este motivo, es necesario implementar las técnicas más novedosas para hacer más eficaz la orientación e intermediación laboral que tanto necesitan las personas desempleadas.

    El proyecto de presupuesto apuesta por el desarrollo de un modelo de atención personalizada a las personas y a las empresas. De ahí que la partida destinada a los servicios de orientación profesional experimente una subida de más de cinco millones de euros (de 84,19M€ejecutados el pasado año a 89,3M€) y se incremente también casi en tres cuartas partes la partida destinada a la modernización de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo y las necesidades tecnológicas para la prestación de servicios y programas (de 9,2M€ ejecutados en 2018 a 16,3M€ en 2019).

    La consejería va a dedicar una parte importante de sus recursos a retomar la formación para el empleo, con las convocatorias para el año 2019, y solucionando los temas pendientes, con el apoyo adicional de los efectivos incluidos en el Plan de Choque, para solucionar el retraso de expedientes de formación pendientes de resolver. Con estos objetivos, el proyecto de presupuesto contempla una partida de 240,5M€ para formación profesional para el empleo, casi un 11% superior a la ejecución del año anterior. El 70% de la dotación se destinará a la formación de trabajadores desempleados (167,5M€), y el resto a la formación de trabajadores ocupados (20,7M€) y a diferentes programas como centros de formación propios o el programa de Escuelas Taller y Talleres de Empleo, entre otros (52,2M€).

    Trabajo autónomo y Andalucía Emprende

    La consejera de Empleo ha detallado que los presupuestos contienen una partida de 41,4M€ para la promoción del trabajo autónomo y el emprendimiento, y ha anunciado que de manera inmediata se aprobará la orden para poner en marcha el Programa de Estímulo a la Creación y Consolidación del Trabajo Autónomo en Andalucía. Del total de este presupuesto, se destinarán 33,28 M€ a financiar ayudas dirigidas a la creación de empleo por cuenta propia, así como la consolidación del ya creado, 2 M€ a financiar la ampliación de la tarifa plana y 1,6 M€ para acciones de conciliación de las personas trabajadoras autónomas, así como a apoyar el mantenimiento de su actividad económica durante los períodos de baja por nacimiento, adopción o acogimiento preadoptivo.

    Por su parte, la Fundación Andalucía Emprende contará con un presupuesto de 40M€, que va a permitir convertir esta entidad en un verdadero instrumento de referencia para la cultura emprendedora y las personas autónomas andaluzas, para lo que se ha puesto en marcha una auditoría de eficiencia, así como la aprobación e implantación de un código ético.

    En el apartado de Economía Social, el presupuesto consigna una partida de 7,4M€, que se destinará a líneas de ayuda para el fomento del empleo en cooperativas y sociedades laborales y la intercooperación empresarial (1,08M€), y a incentivos al asociacionismo, la difusión y promoción de la economía social, la innovación y la competitividad empresarial y el emprendimiento social (6,37M€).

    Mejora de la empleabilidad

    Las políticas de mejora de la empleabilidad contarán con un montante de 31,8M€, el triple de lo ejecutado en 2018, y permitirá la puesta en marcha de programas como las Prácticas profesionales no laborales (19,6M€) o el programa de Acciones Experimentales (12,2M€). En el ámbito de programas para el empleo, las cuentas autonómicas contemplan la puesta en marcha de incentivos al empleo como el Bono Joven (45,7M€), las ayudas a la contratación indefinida (37,2M€ frente a los 5,91M€ ejecutados en 2018), los planes de empleo (160M€), los programas dirigidos a colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado laboral (61,4M€), los Proyectos de Interés General y Social (18,5M€) o los incentivos a los Centros Especiales de Empleo, a los que el presupuesto destina 59,2M€ frente a los 44M€ ejecutados.

    Seguridad y Salud Laboral

    Este apartado contará con una inversión de 104,03 M€, 12,5 más de los ejecutados por el anterior gobierno, que va a permitir la puesta en marcha de incentivos para la implantación de planes de igualdad y de conciliación en las corporaciones locales y empresas del sector industrial, una nueva convocatoria de ayudas a pymes (4,3M€) para el desarrollo de proyectos de prevención, o el pago de ayudas sociolaborales y ayudas sociales (68,5M€), lo que implica un ahorro de casi 34 millones de euros, frente a los 100 millones invertidos el pasado año.

    Finalmente, el presupuesto de la consejería destina un total de 11,75 millones a las instituciones para la gobernanza, como el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (3,75M€) y el Consejo Económico y Social (1,8M€).

    La consejera ha resaltado que el presupuesto de 2019 es una herramienta que inicia la aplicación de un modelo racional, claro, coherente y ordenado de las políticas activas de empleo, construido desde una visión global del mercado laboral. Un modelo, ha añadido, que cuente con una mejor gobernanza y una evaluación permanente, con políticas de incentivos al empleo y mejora de la cualificación de las personas que sean realmente útiles para la gente.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre