Andalucía contará en septiembre con dos unidades de trastornos de la conducta alimentaria

El Gobierno andaluz garantizará la atención multidisciplinar de estos pacientes impulsando la continuidad asistencial entre Atención Primaria y asistencia hospitalaria
  • Andalucía contará a partir de septiembre con dos unidades de atención integral a trastornos de conducta que garanticen la atención integral a los pacientes que sufren trastornos de conducta alimentaria y la atención integral de estas patologías en toda la comunidad autónoma.

    «La Junta de Andalucía responde así a las necesidades de las personas con trastornos de conducta alimentaria poniendo en marcha unidades específicas», ha afirmado la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, quien se ha reunido con padres de jóvenes afectados para escuchar sus demandas y exponerles que en la actualidad se está realizando una revisión en el ámbito del Programa Integral de Salud Mental de Andalucía para las personas que sufren este tipo trastornos de conducta que garantizará una atención integral de estas patologías.

    El objetivo es poner en marcha en el mes de septiembre dos unidades multidisciplinares específicas para los trastornos de conductas alimentarias, una referente para Andalucía occidental y otra para Andalucía oriental.

  • Las unidades que se van a poner en funcionamiento van a generar nuevos escenarios que optimicen al máximo los recursos públicos, garanticen los resultados en salud que estos pacientes necesitan y den respuesta a la demanda creciente que genera el aumento de prevalencia de los trastornos de la conducta alimentaria.

    El abordaje integral de los trastornos de conducta alimentaria en el Sistema Sanitario Público Andaluz es uno de los principales problemas que se abordarán desde el Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA). De hecho, dentro del mismo se desarrollará un Proceso Asistencial Integrado específico para los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Este proceso asistencial integrado tendrá su mayor repercusión en la Atención Primaria y contemplará medidas que van desde la promoción, educación para la salud y otras de carácter preventivas, así como un diagnóstico precoz y seguimiento de los trastornos de conducta alimentaria.

    La sanidad pública andaluza garantizará el abordaje multidisciplinar de estos pacientes gracias a la continuidad asistencial entre Atención Primaria y asistencia hospitalaria contando de forma transversal con los equipos de Salud Mental. En el último año, las cifras de pacientes mayores de 18 años de este tipo de trastorno han supuesto en Andalucía 45 ingresos.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.